Increíble! Descubren el HMS Ontario, hundido en el lago en 1780. Con galeria de fotos.


Un buque de guerra británico que se hundió durante la Revolución Americana y que ha sido considerado por los buscadores de tesoros y arqueólogos como el “Santo Grial” de los naufragios en los grandes lagos, se ha descubierto en las profundidades del Lago Ontario, estando sorprendentemente bien conservado en las aguas frías del lago. El buque data de 1780.

Jim Kennard y Dan Scoville, ambos entusiasta de los naufragios, utilizaron sonar de barrido y sumergibles robotizados para localizar al HSM Ontario que se perdió con 130 personas a bordo durante un vendaval en 1780. El buque de unos 30 metros de largo, es el naufragio más antiguo y mejor conservado de los buques británicos hundidos en los grandes lagos. “Tener un buque de guerra, prácticamente intacto es realmente increíble. Es un milagro arqueológico” expreso el autor canadiense Arthur Smith Britton quien ha escrito una crónica histórica del HSM Ontario en 1997 titulado “La Leyenda del Lago”. Sus descubridores se han negado a dar la localización exacta del navío a pesar de que el mismo esta solo al alcance de buzos profesionales al estár a una profundidad de más de 150 metros, hasta el momento solo han dicho que se encuentra en la orilla sur del lago.

El lugar de descanso se descubrió sobre todo gracias al descubrimiento de dos de sus mástiles con más de 20 metros de longitud. Generalmente cuando un buque se hunde con una tormenta, este no suele hundirse y “posarse” suavemente sobre el fondo, generalmente acaban muy destrozados, pero en este caso el barco está intacto, incluso tiene dos ventanas de cristal que están perfectas. “Si no fuera por la incrustación en su coraza de mejillones cebra, parecería que el barco se hundió la semana pasada”, afirmo Smith. La oscuridad y el agua dulce han actuado como un conservante perfecto. A esa profundidad no hay ni luz ni oxigeno que aceleren la descomposición y la vida marina no suele alimentarse de la madera del barco.

El HSM Ontario se echo a la mar el 31 de Octubre de 1780 con una guarnición de 60 soldados británicos y una tripulación de alrededor de 40 personas, en su mayoría canadienses y posiblemente unos 30 prisioneros de guerra americanos. El buque de guerra había navegado por vez primera tan solo cinco meses antes y sus principales de misiones eran la de transportar tropas y suministros a lo largo de la frontera con Nueva York. A pesar de que fue el mayor buque de guerra de los grandes lagos, nunca entro en batalla. Después de su hundimiento los británicos buscaron el barco al mismo tiempo que trataron de ocultar el hundimiento a las tropas del Gen. George Washington para que el suceso no minase su moral.

La Leyenda

El barco ha sido buscado durante años sin éxito hasta ahora. Kennard, un ingeniero eléctrico ha sido un buzo buscador de tesoros desde hace 40 años, en todos esos años localizo más de 200 naufragio en los grandes lagos como el Champlain, Finger, los de Ohio y el Mississippi, hace 35 años comenzó la búsqueda del Ontario, pero una afección pulmonar por el tabaco, le ha impedido seguir buceando y por tanto abandonar su búsqueda. Hace aproximadamente seis años comenzó a trabajar con el equipo de Scoville, ingeniero creador de varios robots teledirigidos gracias a la financiación del Rochester Institute Technology. Desde que comenzaron su colaboración han localizado siete barcos hundidos, pero su meta siempre fue el Ontario. Ambos consiguieron importantes documentos en los archivos navales del país que contenían planos de diseño del buque lo que les permitió buscar con mayor exactitud en un área de más de 200 millas hasta que finalmente lo han localizado a principio de este mes.

Tras localizar el naufragio con el sonar, utilizaron los robots para confirmar el hallazgo para lo que grabaron más de 80 minutos de video. Una rara condición del buque que ayudo a su identificación es bastante significativa, ya que tallado en sus mástiles existe el símbolo de un nido de cuervos. Los exploradores también encontraron dos cañones, el ancla y la campana del buque. Kennard afirma que han recogido tanto material en video que no es necesario volver al fondo para grabarlo, y ahora esperan crear un documental con las imágenes.

Se calcula que en los lagos existen unos 4700 naufragios en los grandes lagos, y en el lago Ontario se cuentan nada más y nada menos que unos 500, pero pocos son tan importantes como estos.

About these ads