Extraño descubrimiento de tumbas en masa en Machu Picchu. Con foto.


La increíble cifra de ochenta esqueletos, además de productos textiles, encontrados en unas cuevas cerca de la que se conoce como “la ciudad perdida de los Incas”, podrían revelar nuevos datos sobre el papel que jugó la ciudad como un centro regional de comercio y poder. Los investigadores que realizaron el descubrimiento mantienen los esqueletos y los artefactos en su lugar de origen en dos cuevas ubicadas en el Parque Arqueológico de Machu Picchu, al sureste de Perú según ha explicado Fernando Astete, director del parque.

El saqueo no ha permitido una consevación perfecta

El saqueo no ha permitido una consevación perfecta

La mayoría de los restos fueron descubiertos en mayo de 2008, en un lugar llamado Salapunku. Debido al saqueo, la mayoría de las telas han sido destruidas quedando intactas tan solo un 25% del total. “Los esqueletos son tan delicados y están tan bien envueltos que hasta el momento solo se han descubierto la cabeza y los hombros. Esto se debe a que los incas momificaban a sus muertos sentados en posición fetal” expresó Astete. Según comenta el director del parque, se espera que las excavaciones formales comenzaran en breve, momento en el cual se exhumaran y trasladaran los cuerpos de al menos cinco personas.

La simpleza de las telas, confeccionadas con fibras vegetales y los simples objetos enterrados junto a ellos como cerámica decorada, sugieren que los muertos enterrados eran con toda probabilidad campesinos. “Incluso puede que fueran tejedores de profesión pues junto a sus cuerpos se han encontrado cestas con tejidos, bolas de hilo, telares y un largo etcétera” comentó Guillermo Cock, experto en culturas andinas, quien ha recibido fondos de la institución National Geographic para realizar sus investigaciones.

Una cueva con textiles también fue descubierta en Qhanabamba en Agosto de 2008 y podría aportar pistas sobre el rango de los fallecidos. Los campesinos tenían más posibilidades de ser enterrados con textiles elaborados a partir de la lana de la llama, mientras que la lana de la vicuña era reservada para los nobles. “Encontrar estos materiales en las montañas es verdaderamente importante, pues son realmente escasos estos descubrimientos debido a que la lluvia y la humedad descomponen tanto los tejidos como los cadáveres” expresó Astete.

La Ciudad Perdida de los Incas Machu Picchu

La "Ciudad Perdida de los Incas" Machu Picchu

El análisis de los huesos determinara la edad de la muerte y su causa, el sexo, la dieta e incluso puede ayudar a identificar la profesión del difunto. “Deberíamos poder averiguar si estas personas llevaron mucha carga en su vida lo que indicaría que ayudaran en la construcción de la ciudad. Si es así sus huesos no serán rectos y tendrán deformidades” añadió Astete.

Huaracaya, el principal investigador explicó que “la muerte no existía en la cultura andina antigua, eran como los guardianes de la población en la ideología de la época y los entierros tenían un significado especial”.

La ciudad de Machu Picchu se construyó alrededor del 1460 y fue abandonada después de la conquista española hacia el 1500 sin que se sepa aún la causa, pues los conquistadores nunca encontraron esta ciudad. Machu Picchu cobró especial interés a partir de 1911, cuando varios expedicionarios fueron conducidos allí por indígenas locales, el autor del descubrimiento fue el arqueólogo Hiram Bingham.

About these ads