Híbridos humano animal y la “falsa foto”


Durante estos últimos días he visto que una noticia bastante antigua había tenido en estos días un enorme incremento de las visitas, nada más y nada menos que más de 9.000 visitas en los últimos siete días, por lo que me decidía a buscar la razón, y encontré la noticia que expongo a continuación de este texto. Primero aclarar que la foto es “falsa” en cierto sentido, es decir, es una obra de arte creada por una artista que quería exponer la mezcla entre humanos y animales. En el artículo que aquí publicamos hace mucho tiempo dejamos claro el origen de la foto, pero la mayoría de la gente (desconozco el motivo) sólo lee el titula y mira la foto y no lee el resto de la noticia. El portal de “Terra” explica muy bien el origen de la historia y el de la fotografía como nosotros hicimos en nuestro momento. Sólo queríamos dejar este punto muy claro para que quede constancia de nuestra transparencia.

He aquí la noticia de la polémica:

“Mezcla de Hombre-perro alerta sobre los riesgos de la manipulación genética”

>SANTIAGO, agosto 24.- La creación de clones y animales genéticamente modificados plantea debate acerca de cuáles son las implicaciones de estas prácticas y las nuevas fronteras de la ciencia. Una historia divulgada recientemente a través de Internet aumentó la polémica al señalar que científicos israelíes estaban examinando los restos de lo que parece haber sido una «mezcla» entre un perro y un hombre, híbrido de un labrador con un ser humano, según Live Web Science.

La imagen de la polémica. !Si hasta se ve la gente paseando por la exposición¡

La historia decía que los restos fueron encontrados por obreros durante trabajos sobre los cimientos de una casa. Aunque genéticamente se considera imposible, se decía que los expertos estaban a la espera de los resultados de las pruebas de ADN para el mes de septiembre.

Los e-mails que relataban el supuesto hallazgo adjuntaban una imagen de cómo podía verse la criatura. La misteriosa fotografía, sin embargo, corresponde la creación de la artista Patricia Piccinini. La escultura representa a Patricia mitad mujer, mitad perro (o de cerdo), que amamanta a sus hijos -cachorros. El trabajo fue presentado por primera vez en 2003 durante una exposición titulada “We Are Family” (Somos una familia, en la traducción del inglés). El trabajo apunta a lograr atención del mundo sobre las consecuencias de la manipulación genética y mucha gente llegó a creer que la imagen era una criatura real. Sin quererlo, la leyenda urbana que circuló mostrando la fotografía también lo consiguió.

Fuente: Terra.es

About these ads