Hitler quería construir “ovnis” para bombardear Londres y Nueva York


La intención era confundir y despistar

Una revista alemana asegura que existen evidencias de que Adolf Hitler tenía un proyecto secreto “OVNI”, que implicaba la construcción de una súper arma, en forma de platillo volador, que cambiaría el destino de la Segunda Guerra Mundial. La revista cita el testimonio de algunas personas que dicen haber visto un objeto volador en forma esférica, con la cruz gamada, volando a baja altura sobre el río Támesis, en 1944.

Según publica el diario británico The Telegraph, el líder nazi habría encargado el asunto a la Luftwaffe y a Hermann Goering, jefe de desarrollo de la súper arma. El objetivo de Hitler era que los platillos voladores lograran alcanzar destinos lejanos y destruyeran Londres o Nueva York. La revista científica “PM”, que publicó el informe, asegura que el programa tenía un nombre en clave, “Schriver-Habermol”, tomado de los apellidos de uno de los pilotos de prueba el Ejército alemán y de uno de sus ingenieros.

El proyecto de la súper arma voladora se encontraba en una fase muy avanzada y un testigo capturado por los aliados después de la II Guerra, dijo haber visto el platillo volar sobre Praga en varias ocasiones a principios de 1945. El testigo lo describió como una nave con una cabina central rodeada de ala-paletas con rotación ajustable y en forma circular. Las paletas se mantenían unidas por una banda en el borde exterior del dispositivo. El paso de las aspas podía ajustarse durante el despegue. Unos pequeños cohetes servían de propulsores, que giraban hasta alcanzar la velocidad suficiente para el despegue.

La revista alemana reconstruye la historia y cita una crónica publicada en The New York Times sobre un “misterioso disco volador” que publicó varias fotos de un objeto no identificado que volaba a gran velocidad sobre los rascacielos de la ciudad. Según un técnico que habría participado en el proyecto, también citado por la revista, los ingenieros alemanes construyeron al menos 15 discos voladores.

Fuente: Terra Chile

About these ads