Salen a la luz nuevas grabaciones de la era Kennedy


El Museo y Biblioteca Presidencial John F. Kennedy de Boston, anunció que desclasificó y puso a disposición del público las últimas 45 horas de grabaciones que la Casa Blanca llevó a cabo durante los últimos tres meses de la administración Kennedy. Durante este gobierno, se registraron más de 248 horas de conversaciones y reuniones del presidente, así como 12 horas de conversaciones telefónicas con un sistema llamado Dictabelt que sigue siendo uno de los mejores secretos guardados.

‘La biblioteca estuvo revisando y abrió estas cintas que permanecían secretas desde 1993. Estamos muy contentos de haber completado el proceso y sabemos que los investigadores estarán fascinados con estas grabaciones de los últimos días de JFK como presidente’ dijo en un comunicado Tom Putnam, director de la Biblioteca Kennedy.

Las cintas abarcan diversos temas importantes, eventos y momentos históricos como discusiones sobre el conflicto de Vietnam , la campaña presidencial de 1964, una discusión con Andrei Gromyko, entonces ministro de Exteriores ruso y hasta visitas de sus hijos al Despacho Oval o las últimas grabaciones hechas antes de que el presidente partiera a su último viaje a Texas. Durante una reunión el 10 de septiembre de 1963, relativa a la guerra civil en Vietnam, el presidente expresó su frustración con los informes contradictorios que le brindaron los asesores militares y diplomáticos y les pidió que le explicaran por qué sus testimonios contrastaban tanto. ¿Pero ustedes dos fueron al mismo país? Les pregunta.

Otra grabación muestra a Kennedy preocupado por su imagen entre los demócratas y los efectos electorales: ‘¿Qué podemos hacer para que ellos decidan que quieren votar por nosotros, qué es lo que provocará que vayan por nosotros? ¿Qué les tenemos que vender?’ se preguntaba el presidente mientras preparaba su campaña de 1964.

Una conversación más habla de cómo optimizar su presencia en la convención demócrata en la que Kennedy plantea retransmitirla a color. ‘¿Deberíamos hacerlo en color? (…) Quizá tengan televisión en blanco y negro, no sé si tal vez habrá llegado a la NBC en color. Es probable que un millón lo vea en color y tendría un efecto. No sé cuánto más caro es, pero sería un gran efecto en la convención; el color es tan condenadamente bueno. Si lo haces bien’ debatía Kennedy con sus asesores.

La última grabación es del 20 de noviembre de 1963 y se puede escuchar a Kennedy comentando sus planes para la siguiente semana. Dos días después, fue asesinado en Dallas, Texas. Aunque estas grabaciones pueden ser un hito agridulce, también se espera que el público aprecie la oportunidad que es escuchar estas importantes discusiones de primera mano, ya que para muchos, las grabaciones presidenciales son un tesoro histórico y no hay otro camino mejor para presentar los hechos como escuchando a los propios jugadores.

Por su parte, David Coleman, profesor de la Universidad de Virginia y director del Porgrama de Grabacionpd es Presidenciales, explicó que la publicación de estos archivos es muy significativa, pues Kennedy optó por grabar momentos concretos e importantes y aunque no grabó tantas cintas como los presidentes Johnson o Nixon, lo que grabó a menudo eran conversaciones muy importantes y lo que se tiene es una colección rica e inusual de decisiones que se tomaron en tiempo real.

About these ads