Descubren un altar de sacrificios humanos de 1.600 años en Perú


La estructura se ubica a 1.000 metros de altura en el cerro Campana y fue tallada sobre una roca del lugar donde se construyeron tres peldaños que accedían a una pequeña plataforma, por la cultura Moche. EFE/Archivo

Arqueólogos peruanos hallaron un altar para sacrificios humanos de la cultura inca Mochica de 1.600 años de antigüedad en la cumbre de una montaña de la región La Libertad (norte), informó este martes el arqueólogo Régulo Franco. “Hemos descubierto el escenario en donde se decapitaba a los hombres sacrificados para luego arrojarlos hacia al abismo, como parte de los rituales que practicaban hace más de 1.600 años los mochicas”, dijo a la AFP Franco, desde la ciudad de Trujillo (a unos 500 km al norte de Lima).

La estructura de piedra labrada fue hallada hace un mes y se ubicó en el pico central de la montaña ‘Campana’, a 1.000 metros sobre el nivel del mar, explicó el experto. Tiene aproximadamente un metro y medio de altura, está formada por tres escalones de 50 cm. de longitud y tiene una roca en la parte superior, semejante al Intihuatana (reloj solar) de la ciudadela inca de Machu Picchu en Cusco (sudeste).

“El altar mira hacia un abismo, lo que coincide con las representaciones que hacían los mochicas en sus ceramios, en donde simbolizaban decapitaciones con cabezas cayendo por desfiladeros”, indicó el director del proyecto arqueológico huaca El Brujo.

“Los antiguos Mochicas siempre adoraron al Dios de la montaña y aparentemente los sacrificios se realizaban durante el solsticio de verano, es la época en que el agua baja de las montañas para regar las tierras de cultivo”, añadió. El especialista manifestó que el descubrimiento permite conocer más sobre los ritos que se realizaban en el antiguo Perú. La montaña Campana se encuentra a 16 km de la ciudad de Trujillo, capital del departamento norteño de La Libertad. La Mochica es una cultura del antiguo Perú que tuvo su auge entre los siglos I y VI d. C., ocupando un territorio que se extendió por gran parte de lo que hoy es la costa norte peruana.

Fuente: Ecodiario

About these ads