Obtienen muestras del “Enigma del Báltico”


Puede que sea una inmensa campaña publicitaria para darse a conocer -hasta venden camisetas en su web- o puede que exista un auténtico interés científico en el fondo de esta historia, pero, sea como sea, la aventura de un grupo exploradores y cazatesoros en el Báltico resulta fascinante y levanta todo tipo de especulaciones. El investigador sueco Peter Lindberg anunció el pasado abril que había encontrado una extraña forma circular de unos 18 metros de diámetro en el fondo del golfo de Botnia, un estrecho de mar de unos 700 km situado entre Finlandia y Suecia. El gran círculo, sumamente extraordinario, parecía haber sido arrastrado por el fondo, lo que hizo saltar la imaginación de muchos, que ya lo bautizaron como el «ovni» o la «anomalía» del Báltico. El equipo de Lindberg, llamado Ocean X Team, ha regresado a la zona para descubrir qué es realmente lo que había visto bajo el agua. Hace unos días, los buzos consiguieron rescatar algunas muestras.

Los propios miembros de Ocean X han insuflado energía a las expectativas sobre la anomalía con frases como «nunca había experimentado nada parecido» o «no puedo explicar lo que vimos». Lo cierto es que son unos novatos en el mar. Linberg se hizo famoso en 1997 cuando encontró los restos del Jönköping, un carguero sueco hundido por un submarino durante la primera guerra mudial. Recuperó parte de su cargamento, 2.500 botellas de champán que vendió después a 275.000 dólares cada una. Pero esto es bastante más raro.

Una cuña en medio

El equipo cree que el objeto tiene forma de un gran hongo que sobresale 3 ó 4 metros del fondo del mar, con los lados redondeados y los bordes rugosos. Sobre él, dicen, hay extrañas formas circulares que tienen el aspecto de pequeñas chimeneas. Los buzos consiguieron tomar algunas muestras que han enviado a analizar, aunque en su web no se especifica a quién ni adónde.

Lindberg también ha explicado que el objeto parece tener una cuña entre la parte superior (el círculo) y la inferior (la base), pero no están seguros de que las dos partes estén completamente separadas o si forman un mismo objeto.

La expedición espera regresar al punto donde se encuentra el «ovni» para realizar nuevas observaciones y tratar de resolver el misterio. Por el momento, se desconoce si se trata de una particular formación geológica o es un objeto artificial, creado por el hombre, por no hablar de las teorías fantasiosas para animar el verano, como que es una nave de origen extraterrestre estrellada en el mar. Los amantes de lo inexplicable tienen aquí, de momento, un filón.

Fuente: ABC.es

About these ads