El “alien” de Atacama es humano


Hace exactamente diez años, un hombre encontró lo que parecía ser el esqueleto momificado de una criatura humanoide de origen desconocido. Ahora, los detalles del estudio realizados por la Universidad de Stanford(Estados Unidos) han sido revelados en un documental titulado Sirius, y transmitido por primera vez el pasado lunes 21 de abril.

Hasta ahora, existían varias teorías con respecto a la criatura, apodada“humanoide de Atacama” y “Ata“. En un comienzo se pensó que podía ser los restos de un feto, mientras que otros postularon que se podía tratar de un mono o incluso un alienígena, sin embargo ninguno de estas teorías resultaron ser correctas. De acuerdo a la información presentada en el documental, Ata fue descubierto el 19 de octubre del 2003 por Oscar Muñoz, quien buscaba objetos de valor en una iglesia abandonada de La Noria (Chile).

Según el análisis inicial, el cuerpo momificado “tenía dientes duros, una cabeza ovalada con un bulto, estaba cubierto de sarro y ennegrecido“. Una gran diferencia que presentaba con el esqueleto humano es que tenía nueve costillas en vez de 12. En total, medía alrededor de 15 centímetros. En el documental, Steven Greer, doctor de emergencias y fundador del Estudio de Inteligencia Extraterrestre (CSETI) y del Proyecto Disclosur señaló que tras la investigación lograron realizar un análisis de ADN para determinar el origen de Ata.

Sirius

De acuerdo a Garry Nolan, experto en Medicina de la Universidad de Stanford, con la disección de dos costillas de la criatura lograron obtenermédula ósea, con la que pudieron descartar que se trataba de un feto o un mono. “La secuencia que obtuvimos de la mitocondria nos señalan con un gran porcentaje de acierto que la madre es una indígena chilena. Otra cosa que nos dimos cuenta inmediatamente es que es un varón. Probablemente murió en el último siglo“, señaló Nolan de acuerdo al Huffington Post. Según los análisis, los resultados arrojaron que Ata era una “interesante mutación” de un humano que sobrevivió a su nacimiento de seis a ocho años.

 “Respiraba, comía, metabolizaba. Queda la interrogante de qué tan grande era cuando nació. El ADN cuenta la historia y tenemos técnicas de computación que nos permiten determinar, de hecho, que esto es humano”. Sirius se estrenó en Hollywood el lunes pasado y está a la venta de forma online. En el documental no solo hablan de Ata, sino también de un movimiento que pide a Estados Unidos divulgar la supuesta información confidencial que esconde acerca de Ovnis y extraterrestres.

Fuente: La Tercera

About these ads