Los tomates nos dan la vacuna contra la peste


Científicos de la Universidad Estatal de Arizona desarrollan una vacuna en contra de la peste negra con base a las propiedades del tomate, que podría jugar un importante papel en caso de un ataque biológico a Estados Unidos. La peste bubónica, o peste negra, es una de las más virulentas que se conocen, pero no hay ninguna vacuna comercial disponible para protegerse de ella. La infección es trasmitida a través de la mordedura de pulgas que infectan a las ratas, pero que también pueden infectar a los humanos, particularmente en las ciudades y áreas metropolitanas. 

Utilizando un novedoso sistema de producción, investigadores y científicos del Centro de Enfermedades Infecciosas y Vacunas del Instituto Biodesign de ASU han logrado obtener una vacuna oral a base de polvo de tomate.

Meneame Enviar a Meneame

“Decidimos utilizar el tomate debido a que es un vegetal que se encuentra en todas partes del mundo y es relativamente fácil de crecer”, dijo Maria Lucrecia Álvarez, una de las investigadoras que participa en el proyecto. Álvarez explicó que la vacuna se produce al integrar el antígeno de fusión “F1-V” a la genética de la planta, la cual al dar frutos produce tomates con altas concentraciones de esta proteína. 

“El tomate se seca y se hace polvo, el cual es utilizado en la producción de píldoras”. La vacuna tiene el propósito de desarrollar las defensas necesarias para combatir la bacteria antes de ser expuesta a ella.

Meneame Enviar a Meneame

Fuente: Milenio