Más langostas azules


No es la primera, y probablemente no será la ultima, pero no estamos acostumbrando demasiado rápido a este tipo de mutaciones sin pararnos a preguntarnos a nosotros mismos, hasta que punto los seres humanos somos responsables de dichas mutaciones. En esta ocasión la anomalía procede de una langosta que se ha salvado de ser cocinada por su pintoresco y brillante color azul en mas de la mitad de su cuerpo.

Al parecer la langosta con esta anomalía genética especialmente extraña, según los científicos, fue capturada la semana pasada cerca de la desembocadura del río Thames en Londres. Sus captores debido a su color, decidieron llevarlo al acuario donde la langosta ha pasado la última semana recibiendo visitas de los niños que miran asombrados a la curiosa langosta.

Catherine Ellis, responsable del cuidado de los animales en el acuario, expresó que solamente una de cada tres millones de langostas presenta este color azul “verdadero” y no producto de la contaminación ambiental. Sin embargo, a pesar de las pocas probabilidades que hay de capturar una, en el acuario ya tienen, con este último ejemplar, un total de tres langostas azules, lo que me lleva a preguntarme si realmente es algo “natural”. Al parecer la langosta obtiene ese color azul cuando producen una cantidad excesiva de proteína debido a un desorden o mutación genética.

Meneame Enviar a Menéame