La acupuntura reduce el dolor postquirúrgico


El uso de acupuntura antes y durante una cirugía disminuye el dolor posoperatorio de los pacientes, así como también la necesidad de emplear medicación analgésica, señaló un grupo de investigadores. Expertos del Centro Médico de la Duke University en Carolina del Norte analizaron los resultados de 15 ensayos clínicos sobre la efectividad de la acupuntura, una práctica originaria de China que consiste en la colocación de agujas en puntos específicos del cuerpo.

El equipo concluyó que la técnica es valiosa para controlar el dolor en pacientes quirúrgicos. Los 15 ensayos mostraron que los pacientes que recibían acupuntura antes o durante varios tipos de operaciones luego sentían mucho menos dolor que quienes no habían sido tratados con la terapia de agujas. Los pacientes que recibieron acupuntura también requirieron menos morfina u otros analgésicos en base a opioides después de la cirugía, lo que redujo los efectos colaterales como náuseas y vómitos que generan este tipo de fármacos, dijeron los autores.

Los resultados se suman al creciente cuerpo de evidencia sobre el valor de la acupuntura en la mejora de la experiencia quirúrgica para los pacientes, agregó el equipo. Por ejemplo, los Institutos Nacionales de Salud aseguran que la técnica de las agujas también demostró disminuir las náuseas que se producen luego de la quimioterapia y las operaciones.“El uso de acupuntura aún está muy subestimada,” dijo durante una entrevista telefónica el doctor Tong-Joo Gan, vicejefe del Departamento de Anestesiología de la universidad.

“Los médicos occidentales no están habitualmente entrenados (en la acupuntura) y no están familiarizados con cómo funciona,” expresó Gan, quien agregó: “Creo que los practicantes como cirujanos y anestesiólogos deben tener la mente abierta.” Según los Institutos Nacionales de Salud, los científicos no comprenden totalmente cómo funciona la acupuntura y consideran que podría ayudar a la actividad de los químicos del organismo que eliminan el dolor o afectar la regulación de la presión o el flujo sanguíneo.

“Creo que es generalmente aplicable a varios procedimientos diferentes,” concluyó Gan. La investigación fue presentada en una conferencia de la Sociedad Estadounidense de Anestesiología de San Francisco.

Fuente: REUTERS