A 40 años de la filmación del Bigfoot de Patterson


Cuarenta años después de que dos vaqueros filmaron a una criatura no identificada en un bosque de California, los cazadores de “Piegrande” dicen que esa filmación sigue siendo la referencia para los que creen en la existencia de esa criatura. Sujeto de numerosas teorías e investigaciones, la filmación de Roger Patterson y Tom Gimlin, hecha en Willow Creek en la reserva forestal de Six Rivers el 20 de octubre de 1967, ha sido desacreditada, ridiculizada y desechada.

Pero hasta la actualidad, no ha podido ser duplicada, y en eso se basan los que creen en Piegrande para decir que tiene fundamental importancia. Daniel Perez, editor de la página web BigfootTimes.com y reconocido seguidor de la bestia también conocida en Estados Unidos como Sasquatch, describe la grabación de Patterson y Gimlin como la pieza perdida del rompecabezas de Piegrande.

“Es el punto de referencia de todo el caso de Piegrande”, dijo Perez a la AFP. “La gente dice ‘es solo un hombre en un disfraz’. Pero yo difiero. Si es un hombre en un traje, ¿por qué nadie puede hacer un video igual?” Perez, que participará en una conferencia de creyentes de Piegrande el sábado en Willow Creek para celebrar el 40 aniversario de la filmación, asegura que con mejoras, en el video se puede apreciar la musculatura de la criatura expandiéndose, contrayéndose y tensándose de un cuadro al otro.

“No puedes lograr eso con un disfraz”, asevera Perez. “Un disfraz esconde y no revela”, destaca. Tom Yamarone, miembro de la organización de investigadores de Piegrande, un grupo estadounidense que documenta avistamientos y realiza búsquedas de la bestia, secundó a Perez. “La filmación Patterson-Gimlin, a pesar de su temblor, es a lo que nos referimos como el estándar de oro de la evidencia visual”, indicó Yamarone. Pero otros no están convencidos. En su libro de 2004 “The Making of Bigfoot” (“La creación de Piegrande”), el autor Greg Long asegura que identificó al “hombre en el traje”, como un trabajador del Estado de Washington, Bob Hieronimus. Además, Long afirma que es sospechoso y una extraordinaria coincidencia que Patterson se haya aventurado en el bosque para hacer un documental sobre Piegrande y haya regresado con imágenes de la criatura. Robert Stein, un experto en trucos de fotografía, estuvo de acuerdo con Long en una entrevista.

 

“Roger Patterson sale para realizar un documental sobre Piegrande (…) Inmediatamente se tropieza con Piegrande. No sólo eso, se tropieza con un Piegrande que se encontraba en un claro a la luz del sol, con un clima perfecto para la filmación. No le ganó a las probabilidades, les dio una paliza”, dijo. Patterson, que murió de cáncer en 1972, es mostrado en el libro de Long como un jinete de rodeo desempleado que estaba determinado a sacarle ganancias a un engaño minucioso. Gimlin ha insistido en que la grabación es verídica, negando saber algo al respecto de la acusación de Long de que Patterson pidió un traje de gorila a un vendedor de disfraces. Pero expertos en efectos especiales han cuestionado la teoría del “hombre en el traje”, al afirmar que el nivel de sofisticación mostrado en las imágenes habría estado fuera del alcance de timadores ordinarios.

 

Ryan Peterson, un artista en efectos de maquillaje que ha trabajado en películas como “Mighty Joe Young” y “Men In Black”, cree que si el video es un engaño, los autores se adelantaron a su época. “En mi opinión, la tecnología y los recursos artísticas no estaban disponibles en 1967 para crear un disfraz de Piegrande tan convincente”, escribió Peterson en el Salt Lake Tribune esta semana. Perez, un electricista de 44 años que recolecta información sobre Piegrande desde su niñez, dice estar abierto a la discusión de si la filmación es un engaño. “Cambiaría mi manera de pensar si la grabación pudiera ser duplicada”, afirma. “¿Pero esperan que crea que un vaquero desempleado y su amigo Bob Gimlin hicieron esta película sofisticada? Por favor”, agrega.

Fuente: Telemetro.com