Os deseamos una Feliz Navidad llena de “Misterio” y alegrías


 Navidad

 

Todo el equipo de “Esencia de Medianoche” queremos desearte un Feliz Día de Navidad. Esperamos que los celebres con aquellos a los que mas quieres y que aquellos que no puedan estar a tu lado te sientan tan cerca como si siempre estuvieras ahí. Que nuestros mejores deseos te guíen como la estrella de Belén guío a los tres reyes magos, para lo cual te dedicamos nuestra propia y enigmática estrella con la imagen que acompaña esta felicitación, una curiosa anomalía fotografiada en 1937 durante las Navidades de aquel año. Si te pica la curiosidad sigue leyendo y si no ¡Felices Fiestas!.

 

 

 

La foto que acompaña a nuestra felicitación fue tomada por Leonard Lamoreux en 1937. Era 21 de Diciembre, visitaba Vancouver y decidió colocar su trípode para tomar una imagen de la decoración navideña. Leonard que se encontraba con su hermano, justo en el momento de tomar la imagen los hermanos vieron como una luz descendía rápidamente y aumentaba de tamaño según lo hacia. El objeto se mantuvo el tiempo suficiente para que Leonard tomara la instantánea, dado que luego desapareció en el cielo. A pesar de que Leonard tomó varias imágenes, esta fue la única donde apareció el objeto.

Los críticos afirman que el objeto no es más que un defecto en el negativo, una burbuja, y eso a pesar de que el objeto parece tener una estela. Con todo, desgraciadamente el negativo ha desaparecido y ambos hermanos han fallecido, por lo que el misterio jamas será resuelto.

 

 

 

El caos es que la imagen recuerda mucho a un famoso fresco de 1350, “La Crucifixión”, que representa en sus esquinas dos curiosas anomalías, unas especies de estrellas que están tripuladas por unos personajes desconocidos. Uno de esos objetos se parece curiosamente a el objeto de la imagen de Vancouver de 1937.