¡Reaparece el bloque de hielo del Hombre de Minnesota!


Después de casi cuatro décadas desaparecido, el conocido como “Hombre de Hielo de Minnesota” ha reaparecido de nuevo. En 1968 el gigantesco bloque de hielo que encerraba en su interior lo que parecía un antiguo hombre de Neanderthal, fue descubierto en una feria ambulante por dos de las figuras más prominentes de la denominada Criptozoología, el conocido como padre de esta disciplina Bernard Heuvelmans y el explorador y testigo de decenas de fenómenos de este tipo Ivan T. Sanderson.

Puestos en contacto con el feriante dueño del bloque de hielo, se le solicito la autorización de realizar fotografías lo más detalladamente posible, cosa que el feriante autorizo, probablemente a cambio de alguna suma de dinero. Algunas de esas imágenes han llegado a nuestros días lo que ha permitido verificar el suceso y la existencia al menos en 1968 de ese bloque de hielo. Gracias a ellas podemos comprobar que en su interior se encuentra un ser humano, cubierto de pelo y con características típicas de nuestros antepasados. El ser había sido abatido con un disparo en la cabeza que aun se podía ver a través del bloque de hielo.

Según el feriant Frank Hensen, el homínido había sido adquirido en China, y bajo ningún concepto acabaría desprendiéndose de él. Sin embargo, todo tiene un precio y tras alcanzar un acuerdo económico, el feriante y los investigadores decidieron encontrarse para zanjar su acuerdo de venta. En el momento de la reunión, lo curioso fue, que tanto el espécimen como el feriante desaparecieron sin dejar rastro. Nunca más se supo de ellos, hasta ahora.

Poco tiempo después, Hensen apareció de nuevo, pero en vez de tener el ejemplar original que Heuvelmans y Sanderson habían analizado, Hensen tenía una burda copia. Incluso en 1995 en una de sus últimas declaraciones afirmo que “yo nunca dije que fuera autentico”.

Con todo, justo ahora, el gigantesco bloque de hielo ha aparecido de nuevo. El nieto del Hensen, Arthur James Hensen (en la imagen), ha decidido sacar a la luz un secreto que su abuelo a mantenido oculto durante años en un frigorífico “casero”. Arthur afirma que durante todo este tiempo su abuelo ha conservado el homínido dentro de un congelador fabricado por el mismo. Indica que a pesar del tiempo transcurrido, se ha conservado en perfecto estado, salvo parte de sus extremidades que tras descongelarse en más de una ocasión presentan un aspecto de putrefacción. Ahora quedan por solventar algunos flecos legales, pues existían varias denuncias al FBI por parte del Instituto Smithsonian y eso sin contar que el bloque de hielo y lo que hay en su interior es considerado por la ley como un “cadáver” hasta que se realice un análisis científico del mismo, por lo que podríamos hablar en breve de la existencia de algún tipo de homínido como nuestros antepasados y desconocido en la actualidad, de la resolución de un misterio y de un crimen que lleva décadas sin resolver. Seguiremos informando en cuanto aparezcan nuevas informaciones.

Anuncios