Extraña mutación es adorada y purificada para su reencarnación. Con fotos.


Ha sucedido en Tailandia, y como no podía ser de otra manera el nacimiento ha sido recogido con adoración y admiración. Los expertos que han analizado las imágenes dicen sin duda que se trata de un caso grave de malformación del feto de una vaca, pero los habitantes del lugar han querido ver más a la criatura como una especie de “niño humano” con sus extremidades más parecidos a brazos y piernas que a patas de una vaca.

En forma de ritual, lo habitantes rociaron polvo sobre el cadáver y prendieron incienso que según sus creencias limpia la zona de mal e impulsa la esperanza de que la criatura será reencarnada fácilmente. Este es solo un ejemplo de cómo se practican todavía hoy en día muchos rituales que a la sociedad “industrializada” nos parecen absurdos, pero que para ellos tienen una especial importancia de cara al camino entre la vida y la muerte que recorre toda criatura viva en el planeta.

Más fotos a seguir.