Detienen a varios implicados en la “caza de albinos” africanos


Hace unos meses informamos sobre la persecución que estaban sufriendo las personas albinas en Burundi y Tanzania, debido a un tráfico de pociones “vitales de brujería”. En nuestro empeño por continuar las noticias hasta su final, esta es la última información a este respecto.

Al menos un total de ocho personas han sido detenidas en Burundi, dentro de una operación que investigaba el comercio de partes humanas, en concreto de personas albinas. En el momento de ser detenidas, las personas tenían en su poder partes recientes de sus víctimas. Con ellas se realizarían pociones que atraerán la suerte, el amor, la vida o los negocios. Un total de al menos diez personas han muerto en Burundi en los últimos meses y más de 40 en Tanzania.

El fiscal Nicodéme Gahimbare expresó a AFP que “los detenidos son simples campesinos que actúan como intermediarios. Tenían huesos en su poder, algunos de ellos aún frescos”.

El fiscal ha detallado que tres sospechosos lograron escapar, pero que confiaba que la red completa de tráfico este desmantelada en tan sólo unos pocos días. A este respecto Kazungu Kassim, director de la Asociación de Albinos de Burundi dijo que las autoridades están tomándose en serio los asesinatos, pero afirma que es necesario hacer más.

“Instamos al gobierno a duplicar los esfuerzos en la protección de los albinos, porque lo que estamos viendo aquí es un exterminio de la comunidad de albinos” dijo Kassim.

Al menos 200 personas han sido detenidas durante los momentos de mercados en Tanzania, pero hasta el momento ninguno ha sido condenado. Ahora aumenta el temor de que altos funcionarios estén involucrados en la trama de asesinatos y tráfico de estas personas.