Nuevas evidencias de la presencia de los “Gatos Grandes”


Baxter junto a la evidencia de los arañazos. Foto EDP24

Baxter junto a la evidencia de los arañazos. Foto EDP24

A pesar de que uno pudiera pensar que un animal similar a una pantera o un felino de gran tamaño es difícil de pasar desapercibido, en Gran Bretaña el fenómeno de los “Gatos Grandes” o “ABC” sigue ocupando portadas en los diarios del país y el desconcierto para las autoridades que no saben cómo atajar el problema.

Cierto es además que las pruebas materiales de la presencia de estos felinos son circunstanciales y en su mayoría de mala calidad, pero a pesar de ello, los testimonio que aseguran su presencia siguen acumulándose por parte de todos las secciones de la población, sean agricultores, policías, funcionarios o simplemente gente de a píe.

En este sentido han aparecido nuevas evidencias que atestiguan la presencia de una misteriosa pantera negra que se cree esta rondando el condado de Norflok. La evidencia es un árbol cuya corteza esta agresivamente “arañada” por un animal de gran tamaño, un comportamiento por otro lado, habitual en los grandes felinos, entre otros animales. Por si esto no fuera suficiente, hubo un testigo que observo como el felino dejaba esas marcas en el árbol. Se trata de Shaun Baxter, que se encontraba de caza en la zona.

“Me encontraba escondido junto a un árbol, vestido de camuflaje, cuando a unas 70 yardas percibí un sonido y al girar la cabeza vi al gran gato arañando el árbol”. El Sr. Baxter es originario de Bowthorpe, cerca de Norwich, y tras analizar los arañazos, llegó a la conclusión de que los arañazos estaban demasiado altos para un perro o un gato domestico, además la criatura que vio era más grande que un perro de raza Husky por ejemplo.

“Tras arañar el árbol, el gato se perdió entre la espesura del bosque y fue tras unos 20 minutos que me acerque a observar los arañazos, pues ciertamente cierto miedo se apodero de mi en ese momento” dijo Baxter.

Mark Fraser, de la Sociedad Británica de Gatos Grandes, afirmó tras ver las imágenes, que las marcas coinciden con las dejadas por un felino de gran tamaño, pero apuntó que no podía decir nada más sin analizar más evidencias.

Si bien es cierto que la mayoría de estos avistamientos son confundidos con perro de gran tamaño u otros felinos, en la actualidad existen varios avistamientos en zonas como el Norte de Elmhan, Aymerton, Hellesdon y el Norte de Norwich.