Nuevos dioses Mayas en Palenque


En la ciudad maya de Palenque, sureste mexicano, se veneraba a cinco dioses, y no sólo a una “Tríada Divina”, como se pensaba hasta ahora, según ha informado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Construcciones en Palenque

Construcciones en Palenque

Dicha afirmación se constata gracias al estudio de un centenar de incensarios encontrados en esta región de Chiapas, descubiertos por la arqueóloga Martha Cuevas, según indica el INAH en un comunicado.

La llamada “Tríada Divina” de Palenque, que fue reverenciada entre el año 600 y el 900 de nuestra era, está compuesta por “El Sol naciente y Celeste (GI); el K’awiil, que representa al maíz recién nacido (GII); y el “Sol Jaguar del Inframundo” (GIII).

Sin embargo, tras estudiar las variables de las deidades representadas en los incensarios, Cuevas identificó que el “Sol Jaguar del Inframundo” se ramifica en cuatro variantes de dos pares. Estos dos pares forman dos nuevos dioses que se suman a la Tríada.

Uno de estos pares son los llamados Dioses Remeros (Jaguar y Espina de Mantarraya), y el otro, desconocido hasta ahora, ha sido provisionalmente denominado Jaguar-Serpiente (Xook-Imix). Pese a que un conjunto de estos incensarios fue recuperado hace más de cincuenta años, “el hecho de que estas deidades pasaran inadvertidas se debe a que las distinciones entre un dios y otro son sutiles”, señaló la investigadora.

“La identificación de las cinco deidades denota un cambio radical con respecto a la información que se tenía de los dioses de la ‘Tríada’, los cuales tal como son referidos en los textos, no muestran una correspondencia exacta con los incensarios”, dijo.

La identidad de estos seres sagrados depende tanto de los rasgos del rostro de las divinidades como de los distintos motivos iconográficos que los acompañan, sostuvo. Los incensarios fueron parte fundamental de las ceremonias religiosas en toda el área maya y se usaban unos veinte años para luego ser sepultados en espacios sagrados.

El período de mayor auge de Palenque, que estuvo habitado durante setecientos años aproximadamente, tuvo lugar entre el 600 y 750 de nuestra era cuando se construyeron los principales edificios. Fue gobernada por una veintena de reyes y libró diversas batallas contra ciudades vecinas.

Fuente: ABC.es