Colección “Cuarto Milenio”, Tomo 11 dedicado a la Criptozoología


Este es uno de los números que tenía ganas de pillar de la colección de Cuarto Milenio de esta temporada, el relativo a “Criptozoología”, aunque ellos hayan preferido llamarlo “Criaturas Insólitas”, y lo digo porque es un tema que me interesa mucho y que en algunos aspectos domino y en otros no. Lo primero que me llamó la atención y debo decirlo sin tapujos, es la decepcionante portada, ¿Que hace un “skinhead” en la portada del tomo? En fin con la cantidad de ilustraciones, maquetas, y recreaciones que tienen en el programa y sacan esto de portada… Lo veo un poco falta de ganas de hacer un buen montaje.

Tras una decepcionante introducción, el tomo mejora y ofrece un interesante "criptido" español.

Tras una decepcionante introducción, el tomo mejora y ofrece un interesante "criptido" español.

El caso es que dejando atrás ese detalle, me preparo para sumergirme en las primeras páginas del tomo y claro, uno lo primero que hace antes de leer es echar un vistazo a las imagenes del interior, y me encuentro que más de lo mismo.

Primero un ¿Vampiro? Y luego los primeros capítulos son al “Kelpie” donde se refleja una imagen de un monstruo lacustre y seguido el “Megalodón” donde aparece una foto que todo el mundo sabe que es falsa de una serpiente marina y un pez sierra, vamos que no han dado ni una. Luego paso página y una pez remo, (nada de criaturas insólitas) y una especie de medusa en un capitulo que hace alusión al Kraken.

Señores, vamos a ver, tres temas y no damos con una foto o una ilustración, porque lo que sigue luego es el chupacabras y mezclan una de esas “sirenas de circo” con un ser mas demoniaco que otra cosa.

Menos mal que una vez entrados en materia en los casos que aborda el tomo, la cosa mejora sustancialmente porque el capítulo de introducción, muy bien en contenido pero nefasto en cuanto a maquetación.

Los temas a tratar son los clásicos, “Monstruos de las Profundidades”, “Tras las Huellas del Yeti”, “El Hombre de Minnesota”, un autentico caso este sin resolver que implicó a dos grandes de la zoología entre los que se encontraba el propio Bernard Heuvelmans, padre de la “Criptozoología”, y finalmente un caso que merece todo el interés del primer tomo, el conocido como “El Saeton”, un autentico criptido español que se mueve por un lugar tan esquivo como Sierra Morena.

“La Bicha” como también se le conoce, tiene forma de gran serpiente o reptil de amenazadoras fauces, con dantesco veneno y que es capaz de maniobrar a modo de vuelo o quizás a saltos. No son pocos los que afirman haber sido testigos de estos saltos entre encina y encina, y esta tan arraigada en la cultura popular que incluso en la comarca hay un dicho que reza “Con el saetón, sólo espuerta y azadón”. En palabras de uno de los investigadores que mejor conoce el caso, Carlos Chevalier, “el Saetón, definitivamente debe de existir o existió”.

No desvelamos más, aun puedes hacerte con este fantástico tomo salvando la maquetación de la introducción, pero que además cuenta con los magníficos reportajes en DVD de “Cuarto Milenio”.