El pequeño se come al grande y milenario


Muralla de Xian

Muralla de Xian

Una muralla de más de 14 siglos de antigüedad ubicada en Xi’an, capital de la provincia noroccidental china de Shaanxi, está siendo atacada por los ácaros, según arqueólogos locales.

Los expertos descubrieron que estos parásitos estaban socavando la muralla conservada en el Museo de los Restos de la Entrada Hanguang durante una investigación de un año de duración que llevaron a cabo con la intención de mejorar la protección de esta construcción. “Éste es el primer descubrimiento de su tipo en el mundo. Los ácaros han dañado gravemente la muralla”, dijo el arqueólogo de la Universidad Pedagógica de Shaanxi , Li Yuhu.

La de Hanguang es una de las 18 entradas que permitían el acceso a la ciudad de Xi’an, capital histórica de 13 dinastías feudales. La entrada, que se construyó a principios del siglo VII y es una de las mejor preservadas, tiene ocho metros de altura y consta de tres puertas, una central de 5,5 metros de ancho y otras dos laterales de 5,3 metros.

Li explicó que las condiciones de la muralla favorecieron la aparición de las bacterias de las que se alimentan los ácaros, que han vivido en su interior durante más de mil años. Li y sus colegas han empezado a eliminar estos parásitos pulverizando la muralla con un insecticida no contaminante cada 20 días. “Los insecticidas se utilizan ampliamente en todo el mundo y han resultado inofensivos para los seres humanos, la vegetación y el medio ambiente”, destacó el arqueólogo, quien añadió que los efectos de esta sustancia podrían durar entre 7 y 14 años.

Además, los expertos han desarrollado un material que ayudará a proteger la muralla contra otros problemas relacionados con los ácaros, como pueden ser las bacterias, el aflojamiento del suelo y las grietas. El material, inventado por Li en 1990, se ha utilizado de manera efectiva en los últimos diez años para proteger el Ejército de Terracota y las Ruinas Banpo, ambos en Xi’an. Un equipo de protección creado el año pasado por el Museo de los Restos de la Entrada Hanguang ha llevado a cabo un estudio sobre este método de protección para aplicarlo a la muralla, informó el jefe del buró de protección de la entidad, Wang Su.

Antes de usarlo en la muralla, los expertos probaron el método con éxito en el suelo de la dinastía Tang (618-907), indicó Wang Danhu, experto de la sección tecnológica de la Administración Estatal del Patrimonio Cultural. Wang explicó que el nuevo material hace el suelo más fuerte y más permeable.

El método de Li podría ser muy útil en el futuro, ya que la mayoría de las construcciones históricas de China están construidas a base de tierra, lo que ha planteado serios problemas a los arqueólogos de todo el mundo, afirmó An Jiayao, experto del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias Sociales de China. Según An, las construcciones de Japón y la República de Corea se enfrentan al mismo problema.

“Esto es sólo el comienzo. Sabemos muy poco sobre los ácaros, por lo que esperamos poder seguir investigando”, dijo Li Yuhu. Fin

Fuente: Spanish China

Anuncios