Lecciones de Misterio: “La piedra del Dragón: Leyenda, historia y mito”


Jade con motivo de lo que simboliza

Jade con motivo de lo que simboliza

El jade ha sido atesorado en China a lo largo de siete mil años, y a menudo aparece en legendas e historias. Una, de la época de las Primaveras y los Otoños (770-476 AC), cuenta como un artesano del jade del estado de Chu llamado Bian He vio un día un fénix posado en una roca, y creyendo que un pájaro tan fantástico sólo podría posarse en la más preciosa de las piedras, se la llevó al rey Li del reino de Chu.

Los artesanos de la corte, sin embargo, dijeron que la piedra no tenia nada de especial, y el rey, furioso, castigó a Bian He por considerar que le estaba tomando el pelo, y le cortó el pie izquierdo. Cuando el rey murió, el artesano volvió a llevar la piedra a la corte, esta vez al hijo del rey y sucesor de éste, el rey Wu. Pero, dado que los artesanos de la corte volvieron a considerar que la piedra no tenía nada especial, Bian He fue castigado nuevamente, y perdió su pie derecho. Cuando el rey Wu murió, y su hijo, el rey Wen, le sucedió en el trono, Bian He se retiró al pie de la montaña y lloró durante tres días y tres noches, sujetando la roca.

Cuando el nuevo rey envió a sus oficiales a averiguar porqué, Bian He les dijo “no lloro por haber sido lisiado, sino porque el jade es una piedra preciosa, un súbdito leal es considerado un charlatán y un inocente ha sido humillado”. Cuando el rey Wen, ante las palabras del artesano, ordenó que la piedra fuera abierta, se comprobó que en su interior había una pieza perfecta de valioso jade, que fue bautizada como el jade de He.

Muchos estados colindantes lucharon por poseer el precioso jade de He, y el estado de Zhao lo consiguió de forma eventual. En 283 AC, el naciente reino de Qin ofreció intercambiar 15 de sus ciudades por la pieza de jade, a lo que el rey de Zhao accedió, si bien tan sólo por el temor que le inspiraba el poderío creciente del reino de Qin. Desde entonces, la expresión “tan digno como un grupo de ciudades” empezó a usarse como un refrán común.

Los artesanos Qin tallaron un impresionante sello imperial de la pieza de jade de He, que el último emperador Qin obsequió al conquistador Liu Bang, quien se convertiría en primer emperador de la dinastía Han (206 AC – DC 220). En medio de las luchas intestinas que protagonizaron el final de la dinastía Han, una esquina del sello imperial se rompió. Para subsanar este defecto, posteriormente los artesanos imperiales lo repararon con oro, creando la técnica de las incrustaciones de oro en jade que se ha convertido finalmente en el diseño de las medallas olímpicas de Pekín.

Las cinco virtudes del jade

Hay cerca de cien tipos diferentes de piedras que pueden ser clasificadas como jade. De acuerdo con el Shuo Wen Jie Zi (Explicación y estudio de los principios de composición de los caracteres), el diccionario chino más antiguo del que se tiene referencia, compilado por Xu Shen durante la dinastía Han del Este (25-220), el jade es “la más bella entre las piedras, personificación de cinco grandes virtudes”. En otras palabras, las únicas piedras hermosas que son susceptibles de ser llamadas jade son aquellas que reúnen esas cinco virtudes. Pero los criterios para decidir si una piedra es o no hermosa y suficientemente hermosa para ser considerada jade, han ido cambiando a lo largo de la historia con el desarrollo de la sociedad, la capacidad de producción, las ideologías y los estándares estéticos, y la demanda del mercado. Muchas piedras que antiguamente fueron usadas para pavimentar calles o construir casas ahora son calificadas como jade por su fina textura y sus antecedentes históricos.

Esta piedra tiene un gran poder cultural en China

Esta piedra tiene un gran poder cultural en China

El jade en bruto puede ser pulido y procesado para conseguir elevarlo a un estándar satisfactorio. La categoría que se le da a la piedra está ligada al grado de procesamiento de la misma. Una esmeralda de categoría A, por ejemplo, es una esmeralda que ha sido cortada, tallada y pulida pero en la cual el color y sustancia innata ha permanecido inalterada. Una esmeralda que ha sido bañada en ácido o álcali y reconstituida con resina sintética es de categoría B, mientras que aquellas que han sido teñidas son de categoría C. Los criterios para la evaluación de las piedras incluyen el color, la transparencia, la estructura, la pureza, el trabajo de tallado del artesano y el peso.

El carácter chino para esmeralda es feicui, el mismo que para el martín pescador, donde el macho, de color rojo, se llama fei, y la hembra, de color verde, cui. Las esmeraldas naturales son también, o bien rojas o bien verdes, de ahí su nombre en chino. las esmeraldas se ganaron el favor de los emperadores chinos a finales de la dinastía Ming y principios de la Qing, cuando de repente se las empezó a considerar como el más preciado de todos los jades.

La escuela de pensamiento confuciana siempre ha elogiado encarecidamente las cinco virtudes del jade, comparándolas con las cinco virtudes del “hombre verdadero”. El brillo del jade simboliza la benevolencia, su transparencia la justicia, su tono, la sabiduría, su solidez el coraje y sus vetas honestidad y autocontrol. Aquellos que aman el jade deben ser “hombres verdaderos” y comportarse de acuerdo con las cinco virtudes.

El jade en la vida cotidiana

El jade fue predominantemente característico de la sociedad china antigua, y aparece en objetos decorativos, utensilios domésticos y recipientes rituales de las casas de familias acomodadas. Los accesorios de jade eran particularmente populares, y, además de sus connotaciones morales, el jade estaba considerado también como un poderoso amuleto. El jade, presente en la cultura china durante siglos, se hizo especialmente popular en las dinastías Ming y Qing, convirtiéndose en una característica de los vestidos de la corte imperial. El jade, llevado por el emperador, la emperatriz, otros miembros de la familia imperial y oficiales de la corte, implicaban diferentes rangos. Los accesorios de jade que se conservan de la dinastía Ming son principalmente cinturones y broches.

En la dinastía Qing, había ya una gran variedad de objetos, que incluían pequeños bolsos, horquillas para el pelo, protectores para los nudillos, y pasadores. Los diseños más populares eran los peces, corazones u otros diseños de animales. Hoy en día, sin embargo, la mayoría de los adornos de jade son joyas, como por ejemplo brazaletes o colgantes.

En el mercado actual, los jades más apreciados son el jade Hetian, en primer lugar, el jade Xiuyan, el jade Dushan, la zurita y la turquesa. El jade de Hetian toma su nombre de su lugar de procedencia, en la región autónoma de Xinjiang, aunque también puede ser encontrado en Qinghai, Sichuan, Liaoning, Gansu y Taiwán, así como en Rusia (el mejor después del chino) Polonia, Alemania, los Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda.

Fuente: Spanish China

Anuncios