Impresionante cueva de uso desconocido en Israel. Con galería de fotos.


El pasado marzo se descubrió en un valle de Jordania en Israel una cueva de 2.000 años que probablemente sirvió de refugio para antiguos cristianos o incluso como base para el ejército romano. La cueva realmente inmensa con una extensión de más de 4.000 m2.

VIsta general de la inmensa cueva. Foto: National Geographic

Vista general de la inmensa cueva. Foto: National Geographic

Los arqueólogos encontraron una pequeña abertura en unas rocas por las que se apresuraron a entrar para inspeccionar lo que podría haber debajo. Como anécdota los investigadores cuentan como al entrar, dos beduinos les advirtieron de que no lo hicieran porque en su interior moraban las hienas y lobos. A pesar de todo, la ciencia prevaleció y tal y como cuenta el director del equipo Adam Zertal “entramos en la gruta para abrir los ojos y ver lo inimaginable”.

Adam Zertal ilumina el símbolo del zodiaco grabado en la columna

Adam Zertal ilumina el símbolo del zodiaco grabado en la columna. Foto National Geographic

Entramos en una gran sala con muros ornamentados por 22 pilares de gran grosor que daba una impresión de palacio. “En el momento de entrar no teníamos mucha luz, la oscuridad era total y sólo se rompía por los tenues halos de luz de las linternas, pero aun sólo con eso lo que vimos fue impresionante” explico Zertal, “en las columnas habían impresas 31 cruces cristianas, letras latinas y un signo del zodiaco” continuo.

Este es el posible símbolo del zodiaco grabado en el pilar

Este es el posible símbolo del zodiaco grabado en el pilar. Foto National Geographic

En un principio se creía que aquel agujero había sido utilizado únicamente como una cantera, pero con este nuevo descubrimiento, las perspectivas cambian.

La historia cuenta como alrededor del primer siglo antes de Cristo hasta el primero después de él, cuando comenzó la obra de la gran cámara, el nombrado rey romano Herodes el Grande, había regresado de Roma con planes para desarrollar el Valle de Jordania.

Los arqueólogos, en la imagen, han descubierto huecos donde pondrían las lamparas de aceite

Los arqueólogos, en la imagen, han descubierto huecos donde pondrían las lamparas de aceite. Foto National Geographic

Los investigadores encontraron en las columnas espacios donde serían colocadas lámparas de aceite para la iluminación, y agujeros en las mismas donde probablemente se ataba al ganado. La cámara probablemente fue usada como cantera durante 400-500 años, pero lo que sucedió después allí sigue siendo un misterio.

Las cruces grabadas en las columnas deben de tener una antigüedad no mayor del 600 dC, y sugieren que quizás la cueva pudo usarse como monasterio, pero esto es sólo una teoría sin estudiar. Para Jodi Magness, arqueólogo y experto en judaísmo, no cree que la cueva fuera utilizada como monasterio o iglesia, ya que aun no se han encontrado alteres, ábsides y otro mobiliario presente siempre en este tipo de construcciones, aunque esto no descarta que el lugar tuviera un elevado carácter monástico, tal y como denota el lugar donde está ubicado

Una de las 31 cruces cristianas descubiertas grabadas en los pilares. Foto National Geographic

Una de las 31 cruces cristianas descubiertas grabadas en los pilares. Foto National Geographic

Otra teoría sugerida es que el lugar sirviera como escondite en el momento en que, antes de la legalización de los cristianos por Constantino I en el 313, eran perseguidos. Incluso los símbolos Romanos indican que pudo ser un lugar donde se podría organizar de forma oculta un ejército numeroso.

Las investigaciones continuan para esclarecer las decenas de teorías respecto al uso de la cueva

Las investigaciones continúan para esclarecer las decenas de teorías respecto al uso de la cueva

Con todo, para Zertal la pregunta del “millón de dólares” sería porque utilizar una cantera a 10 metros de profundidad cuando todas estas canteras son superficiales para no transportar muy lejos los pesados bloques de piedra, algo que Magness no ha visto, pues según afirma, las canteras subterráneas son más comunes de lo que parece en la zona.

Fuente: National Geographic (Traducción Esencia21)

Fotos: National Geographic

Anuncios