Descubren un tiranosaurio 100 veces más pequeño


El esqueleto fosilizado de una suerte de Tyrannousaurus rex diminuto descubierto en China, de una antigüedad de al menos 125 millones de años, es una copia perfecta de su descendiente, el gigantesco predador que vivió hace de 90 a 65 millones de años, indicaron los científicos que lo descubrieron.

090917-raptorex-trex-02

pariente del T Rex diminuto Este nuevo T-Rex, bautizado Raptorex kriegsteini , medía tres metros de largo, pesaba unos 60 kilos y era casi 100 veces más pequeño que el famoso rey de los dinosaurios.

Pero su estructura era casi idéntica -incluso sus escuálidos brazos- y tenía todos los rasgos que convirtieron al T-Rex en un predador muy exitoso, explicó Paul Sereno, paleontólogo de la Universidad de Chicago, autor principal del estudio publicado por la revista Science .

“Era fauces sobre piernas”, dijo Sereno. Este inesperado nuevo eslabón en la evolución del imponente predador que llegó a dominar la mitad septentrional del planeta ha brindado a los científicos datos totalmente novedosos sobre cómo evolucionó el tiranosaurio.

“Tenemos un animal que es una centésima del tamaño del T-Rex, aproximadamente de mi tamaño, pero con todos las rasgos característicos (cabeza grande, músculos fuertes, brazos pequeños), que se pensaba que eran adaptaciones necesarias para un predador de gran tamaño”, indicó por su parte Stephen Brusatte, del Museo de Historia Natural de Estados Unidos, coautor del estudio.

El fósil del Raptorex revela que los pequeños brazos evolucionaron de esa forma no para ayudar al tiranosaurio a compensar su peso general, sino a cambio de una mayor agilidad y velocidad.

Los potentes músculos de las patas traseras habrían ayudado al T-Rex a cazar a su presa, mientras que las patas delanteras más pequeñas le permitían mantenerse erguido y atacar con sus mortíferas fauces.

El fósil del R aptorex, que se estima que era un animal joven, de cinco o seis años cuando murió, se remonta al menos a hace 125 millones de años, decenas de millones de años antes de la aparición de los T-Rex de gran tamaño.

El Tiranosaurio Rex, uno de los carnívoros más grandes que vivieron sobre el planeta, podía medir casi 15 metros de largo y pesar hasta cuatro toneladas. “Eso significa que durante la mayor parte de su historia evolutiva, el 80% del tiempo que estuvieron en la Tierra los tiranosaurios, eran animales pequeños que vivieron a la sombra de otro tipo de enormes dinosaurios predadores”, indicó Brusatte. Es probable que el T-Rex haya podido crecer hasta su colosal tamaño porque otros predadores se extinguieron, estimó Sereno.

Fuente: Fanaticus saurus. Imagen: Todd Marshall.

Anuncios