Un documental revive las teórias de la supervivencia de Hitler


Los fragmentos de cráneo con un orificio de bala que supuestamente representa el disparo con el que se suicidio Hitler, así como algunos fragmentos de su mandíbula, se mantienen en los Archivos Federales de Rusia. Los restos es lo único que logró sobrevivir al del cuerpo carbonizado que la historia fija como el del dictador de la segunda guerra mundial. Los restos fueron recuperados por las primeras tropas de los soldados rusos que invadieron Alemania en 1945. Durante todos estos años, los rusos han mantenido estos restos como la prueba de la muerte de Hitler el 30 de Abril cuando se suicido con un disparo en la sien.

Una de las últimas imágenes de Hitler. Muchos aseguran que es un doble.

Una de las últimas imágenes de Hitler. Muchos aseguran que es un doble.

Ahora, décadas después de estos sucesos históricos, un programa documental de emisión en EEUU, titulado “La Fuga de Hitler” asegura que los restos pertenecen en realidad a una mujer menos de 40 años y no a Hitler que contaba con 56 cuando murió.

Según el arqueólogo Nick Bellantoni, el cual es especialista en huesos, obtuvo unas muestras de huesos de esas partes del cráneo para obtener de él  pruebas de ADN en la Universidad de Connecticut con las que llegó a la conclusión de que penitencian no a un hombre sino a una mujer. Además Bellantoni y sus colegas ponen en duda también que sean los de Eva Braun, compañera de Hitler que también se suicido con él. La duda proviene de la forma en que se suicido Eva Braun, con cianuro y no con un disparo de bala.

Esta investigación viene a revivir de nuevo las historias que hablan de la supervivencia del dictador y de cómo este huyo a América del Sur, o incluso otros lugares como las propias islas Canarias. Los defensores de estas teorías afirman que los rusos sólo encontraron los restos de uno de los muchos dobles que usaba Hitler.

Con todo, los rusos nunca han llevado a cabo ninguna investigación con las piezas del cráneo, sino que por el contrario siempre lo han hecho con el trozo de maxilar que está en perfecto estado, y que ha sido con esta pieza con la que han confirmado la muerte de Adolf Hitler. Incluso las autoridades rusas llegaron hasta el mismo dentista de Hitler, quien confirmo la pieza como perteneciente al mismo. Al parecer los restos del cráneo fueron descubiertos en 1946, un año más tarde de la fecha de su muerte, durante una investigación que se llevó a cabo después de que surgieran los rumores de la supervivencia del canciller alemán. Los restos se encontraron justo en el agujero delante del Bunker donde se encontró un año antes el cuerpo de Hitler.

Anuncios