Extraños círculos en La Pampa, Buenos Aires


Imagen de los extraños círculos aparecidos en el cultivo.

Imagen de los extraños círculos aparecidos en el cultivo.

“Es la primera vez que veo algo así. Mire que tengo años en el campo…”. Sergio Forestier, luego de descubrir en un lote de su campo muchos de extraños círculos, donde la hierba está quemada, no sale aún de su asombro. “Hay como cien círculos y nadie sabe qué pasó”, dijo al diario La Nación.

Su campo está situado a 7 km de la localidad pampeana de Jacinto Arauz, 170 km al sudeste de esta capital y vecino al pueblo Villa Iris, en el partido bonaerense de Puan. En un lote de aproximadamente 50 hectáreas se pueden advertir unas 100 circunferencias de distintas dimensiones, que oscilan entre los dos y los 17 metros de diámetro.

Las flores amarillas que hay diseminadas en todo el lote dentro de los anillos se ven secas, como si hubieran sido quemadas, y en lo que queda del campo la vegetación se mantuvo verde y florecida. “No sé qué pensar. He pasado noches enteras arriba del tractor trabajando y nunca vi nada extraño”, dijo Forestier.

“Ahora hay gente que hace muchas suposiciones de estas extrañas marcas. Yo, la verdad, no puedo decir nada. Yo encontré los círculos y quiero que los estudien los especialistas. Acá están los círculos para que todos los vean”, expresó el hombre que no sale todavía de su asombro.

Inspección aérea

El especialista en objetos voladores no identificados (ovni) Fabián Romano recorrió en un avión la zona mencionada por Forestier.

“Es aventurado y hasta apresurado decir ahora que estos círculos son producto de objetos voladores no identificados”, expresó. “No todos los círculos tienen las mismas características. Además, no todos son perfectos. En el círculo principal, la planta está en proceso de mortandad. Está deshidratada”, sostuvo Romano. “Si hubiera sido con químicos -agregó-, habría dejado una acción residual y éste no el caso.”

Forestier está preocupado. Teme que lo tomen en broma. “Nosotros hemos tenido mucho cuidado a la hora de hablar porque no queremos que la gente piense mal. Nosotros somos criados de toda la vida acá y no queremos pasar papelones de ningún tipo. Somos gente trabajadora, nos conocen todos y saben que no vamos a inventar una historia así”, sostuvo el hombre que todavía no encuentra una explicación al raro fenómeno.

Fuente: NotiExpress

Anuncios