Tiburón blanco literalmente partido a la mitad por otro “monstruo” desconocido. Foto y vídeo.


Puede parecer imposible, pero es real, se trata de un gran tiburón blanco que ha sido casi literalmente partido por la mitad. Su atacante es actualmente desconocido, pero por el diámetro de la dentellada, podríamos hablar de un monstruo de casi siete metros de longitud que vaga por las aguas de Queensland, según han informado los funcionarios locales.

Tiburón blanco literalmente partido a la mitad por otro "monstruo" desconocido

Las grandes dentelladas atestiguan un escualo de casi 7m

Se ha advertido a los nadadores de no entrar en las guas de Stradbroke Island después de que el “pequeño tiburón blanco” que aparece mutilado por la mitad apareciera enganchado en una línea de cebo. El tiburón de la imagen tiene una longitud de unos 3,3 metros de longitud. Este “pequeño” blanco se encontró aun vivo a pesar de las graves heridas que presentaba y fue trasladado a las costas de la Playa Deadman en el norte de la isla de Stradbroke.

Evidentemente la noticia de la aparición de este cadáver ha causado conmoción y miedo en la población local, pero sobretodo al sector turístico en una zona donde el reclamo de sus espectaculares playas es fundamental, tanto que sus costas son consideradas como un paraíso para los surfistas. “Lo que atacó al tiburón y lo mordió de esa manera debe ser enorme. Siempre hemos escuchado historias de la presencia de un gigante de este tipo en las aguas, pero hasta ahora no habíamos creído nada de esas historias” expresó uno de estos surfistas de 19 años de edad.

El Sr. John Gooding pescador con barco propio, afirma que los tiburones siempre han estado presentes por toda la costa, pero no ha visto una razón específica para su incremento. “Ahora en ocasiones tenemos que luchar con los escualos para que los peces que llegan al barco lo hagan enteros” explico a los medios de comunicación.

Queensland tiene un gran número de sus playas dotadas de redes de seguridad para evitar que los tiburones pongan en peligro a los bañistas, a estas se las conocen como “Drumlines”, una especie de “anzuelos” que cuelgan de las boyas hasta el fondo a una distancia de unos 500 metros de la costa. Desde que estas defensas están instaladas en las costas de Queensland, sólo se ha registrado un ataque fatal en estas playas protegidas.

Este incidente se produjo hace tres años cuando una joven estudiante de 21 años, Sarah Whiley fue atacada hasta morir en las costas de StradBroke Island.

A pesar de esto, el Gobierno del estado de Queensland esta bajo presión para que las redes sean retiradas o sustituidas por otros métodos, pues decenas de otras especies como ballenas, peces o tortugas quedan atrapados en ellas hasta morir. Con todo, la aparición del tiburón blanco devorado ha dado una excusa al ministro de pesca Tim Mulherin, para argumentar que dada la evidente presencia de un tiburón de enormes dimensiones en la zona las redes se deben mantener.

Darren Kindleysides, director de la Sociedad Australiana Marina de Conservación ha declarado que las redes funcionan perfectamente, pero a un alto coste para ballenas, delfines y tortugas. Vic Hislop, una autoridad internacional reconocida en el estudio de los escualos, ha declarado que las redes deben ser sustituidas por otros métodos menos agresivos.

About these ads