Hipopótamo vs. Cocodrilo. Las fotos


Hasta hoy día se sabia que las interacciones entre cocodrilos e hipopótamos, en los cenagosos y traicioneros ríos africanos, no eran siempre cordiales al 100%. Ambos colosos comparten el mismo hábitat y hasta el momento se habían registrado trifulcas en riberas y zonas someras entre ambos forzudos, aunque de manera mas bien esporádica. Las agresiones, que suelen suceder en torno a crías y recién nacidos, nunca han sido bien documentadas o gráficamente expuestas con fotos de calidad. Hasta hace menos de un año.

El fotógrafo checo Václav Šilha, especializado en fauna salvaje, finalmente ha captado el duro momento en el cual los titanes, notoriamente enfadados, descargan su furia. Y en este caso el cocodrilo es que lleva las de perder. El incidente sucedió en el río Grumeti, ubicado en el parque nacional del Serengeti, Tanzania. Al parecer un cocodrilo del Nilo adulto, de mas de tres metros de largo, irrumpe dentro de un grupo de hipopótamos con intenciones poco amistosas. Ha elegido a una joven cría como aperitivo y se dispone a atenazarla con sus poderosas mandíbulas para tratar de ahogarla y despacharla a gusto. Sin embargo los hipopótamos responden de inmediato.

Forman una especie de muro alrededor del infante y cierran filas sobre un cocodrilo demasiado atrevido. Este resuelve eludir la embarazosa situación en la que se ha metido trepando por la espalda del alborotado grupo de iracundos hipopótamos. Sin embargo no le van a dejar ir así como así. Varios ejemplares machos alzan sus desmesuradas cabezas y abren unas mandíbulas armadas de dientes de 15 cm.

El cocodrilo sufre varias mordidas, en la zona del dorso y el cuello. Lo vapulean como si fuera un vulgar lagarto e irremediablemente se hunde bajo las aguas. No vuelve a ser visto y esta claro que esta herido de muerte si no partido en dos como un frágil palillo. Para Silha, que registra el alucinante episodio, esta claro: el cocodrilo ha sido violentamente machacado por el grupo casi al unísono. Opinamos que las imágenes hablan por si mismas.

Fuente: Equipo Esencia 21, Dr. Darren Naish.

Fotos: Copyright Václav Šilha

Anuncios