Fotografía de un supuesto fantasma en lugar con história paranormal


Una pareja francesa de turistas que se encontraba fotografiando las Highlands escocesas, afirma haber fotografiado un fantasma en un antiguo lugar donde un árbol era utilizado para colgar a los ajusticiados. Al parecer la pareja indica que la figura fantasmal aparece en la fotografía que se tomo en la calle Mayor de Fort Williams, en las Highlans del oeste. El lugar tiene una larga tradición de aparición de fantasmas en el lugar donde hasta 1970 se erguía maltrecho el “maldito” árbol.

La imagen tomada por Sofia y Miki

La imagen tomada por Sofia y Remy

Sofia Mager y Remy Puckey de 32 y 40 años respectivamente, originarios de Jaux, París, no apreciaron la aparición delante de ellos cuando tomaron la foto, pero quedaron desconcertados cuando la vieron en pantalla. Algo que se traslado a miedo cuando lo habitantes locales les explicaron la tradición histórica del lugar. En la imagen se puede apreciar lo que parece una niebla o humo, una especie de velo blanco que bloqueo la visión de la cámara. La pareja, trabajadores de asistentes en tierra de compañías aéreas de Francia, declararon que no había niebla en la zona ni había gente fumando por los alrededores.

Mager dijo: “Era increíble, y no es una imagen con efectos especiales. No notamos nada raro ni vimos fantasmas, pero por la foto podemos decir que cosas raras pasan en Fort William. Luego los dueños del Hotel West End en Fort William nos explicaron que en el siglo XVIII el árbol había sido utilizado por los diferentes gobernadores del fuerte para colgar a los miembros de los clanes de las Highlands. El árbol que estaba fuera de las paredes del fuerte durante más de 300 años, fue cortado en 1970 para dejar espacio a la nueva biblioteca de la ciudad”.

Al parecer los habitantes creían que el corte del árbol era una “Buidseachd” o mal agüero predicho por las brujas. Incluso desde la misma apertura de la biblioteca después de la tala del árbol, comenzaron a producirse cosas extrañas como aperturas de puertas tras ser bloqueadas, baños vacios donde fluía el agua, respiraciones de animales como resoplidos de perro, incluso una vez una máquina de escribir electrónica se puso a escribir sola con los caracteres al revés, provocando que los empleados de la biblioteca dejaron el lugar por tener mucho miedo.

Anuncios