Incrédulos ante el 2012 Maya


Fue en mayo o junio de 2006 cuando con motivo de un reportaje para la revista MÁS ALLÁ DE LA CIENCIA me aproximé por vez primera al fenómeno ¿social?, ¿mediático?, ¿profético?…en fin, al fenómeno del 2012 maya. Por entonces creo que elegí el camino adecuado, y el enfoque inédito hasta la fecha (entonces y ahora) en las revistas y espacios del sector, era más bien escéptico.

El estreno en los cines de la espectacular superproducción “2012” ha generado un tsumani de curiosidad en la última semana han sido numerosas personas, amigos y desconocidos, los que nos han preguntado sobre la cuestión, bien por medio de esencia21, cronicas de san borondon, canarias mágica o claves del camino, nuestros medios de difusión principales. Me acorde de lo genial que es la informática y tener las cosas más o menos localizables, y he rescatado el artículo publicado entonces y creo que vigente por completo para estas fechas. Se titulaba y se titula, “INCREDULOS ANTE EL 2012 MAYA”. Sal y pimienta, arena y cal, blanco y negro….(curiosa la metáfora de la gripe…qué actual¡)

Publicado en Más Allá de la Ciencia. Junio 2006

En las dos últimas décadas ha ido tomando cuerpo en los ambientes new age y en determinados círculos indigenistas americanos la creencia de que el 21 de diciembre de 2012 se producirá un acontecimento a escala planetaria que cambiará el rumbo de la humanidad. Catastrófico para unos y anunciado como esperanzador por otros, el supuesto final del calendario maya empieza a despertar las suspicacias de otros expertos, que ven el fenómeno del 2012 como una expeculación carente de base en la tradición maya más genuina.

La humanidad parece condenada a depender de los ciclos, incluso de aquellos que ha creado artificialmente como es el caso de los calendarios. Los temores milenaristas lejos de quedar atrás con la llegada del año 2000 se resisten a desaparecer y mutan cual virus de la gripe para adaptarse a las nuevas circunstancias. Ya sea por la latencia de un posible conflicto bélico a escala planetaria, por el desencadenamiento de desastres naturales, la aparición de nuevas enfermedades incontrolables o por la cada vez más inquietante posibilidad de que un cuerpo cósmico pueda cruzarse de forma fatal con la órbita terrestre, lo cierto es que parecen existir para las mentes más catastrofistas motivos de peso para estar preocupados.

Si te ha interesado el artículo, puedes seguir leyéndolo en su original de “Canarias Mágica”

Anuncios