Nueva especie de pinzón en las Galápagos. Con foto.


Si se pone en Google “especie”, “pinzón” y “Galápagos” (o si se mencionan las tres palabras sueltas a cualquiera interesado en la biología) el resultado sólo puede ser uno: Darwin y su teoría de la evolución. Por eso parece un curioso homenaje que, cuando se cumplen 150 años de la publicación de “El origen de las especies”, la publicación Proceedings of the National Academy of Sciences haya publicado la aparición de una nueva especie de estos pájaros en el archipiélago ecuatoriano.

Imagen de la nueva especie de pinzón hallada en el archipiélago de las Galápagos.- UNAV Foto: El País

El trabajo realizado por Peter Grant y su mujer, Rosemary, es el resultado de 28 años de observación. En 1981, el matrimonio detectó la llegada a la diminuta isla Daphne mayor, de 0,34 kilómetros cuadrados, de un ejemplar de pinzón terrestre mediano (Geospiza fortis), llamado 5110, inusualmente grande y cuyo canto era diferente de los pájaros de su entorno. También tenía algunos genes de uno de sus primos, el Geospiza scandens (pinzón de cactus común).

Los científicos pudieron hacer un seguimiento de todos los descendientes del ejemplar, que, lógicamente, se cruzaba con los pinzones de la isla. Hasta que, cuatro generaciones después, una sequía acabó con toda la familia menos una pareja de hermanos, un macho y una hembra.

A partir de ahí comenzó la diferenciación. Los dos hermanos se cruzaron entre ellos, y sus descendientes han seguido haciéndolo sin salirse del entorno familiar. “Este tipo de barrera reproductiva es uno de los indicadores utilizados para señalar el inicio del proceso que desemboca en la aparición de una nueva especie”, indica Javier Novo, del Departamento de Genética de la Universidad de Navarra. Además, tienen un canto único (un factor cultural, ya que los pinzones lo aprenden de sus padres), y también un pico diferente.

Fuente: El Pais.com

Anuncios