La Maquina Z: EE.UU tendría el secreto de una super-energia eficiente.


La llamada ‘Máquina Z’ podría ser la solución para la escasez energética del mundo. Este dispositivo, puede generar 290 TW de electricidad, todo ello utilizando sólo una pequeña cantidad de electricidad.

Imagen de la Maquina Z en funcionamiento. Foto: Spanish China

Según una noticia publicada en el rotativo británico The Daily Mail del 18 de enero, la compañía Sandia National Laboratories de Nuevo México, Estados Unidos, cuenta con un dispositivo denominado ‘Máquina Z’, con el cual sería posible solucionar la escasez energética en el mundo. Este dispositivo, una vez encendido con poca cantidad de electricidad, puede generar 290 TW de electricidad, 80 veces la generada en todo el mundo.

Por el momento, esta electricidad sólo se puede liberar en impulsos que duran una setentamilmillonésima parte de segundo, por lo que se trata únicamente de un inicio. Esta máquina se utiliza principalmente para estudiar las reacciones termonucleares, tales como el núcleo de explosión de la bomba de hidrógeno, y ahora tiene aplicaciones con mejores perspectivas: buscar vías para fusionar átomos de agua pesada y generar energía de fusión. La fusión nuclear, limpia, de bajo costo, segura e ilimitada, se considera el ‘santo grial’ de la industria energética.

Con un pequeño coste de energía la maquina puede producir la friolera cifra de 290Tw. Foto: Spanish China

El punto desfavorable está en que, con el actual nivel tecnológico, es difícil controlar la reacción termonuclear. Una vez accionada la máquina, 36 cables (cada uno de ellos tiene el grosor del cuerpo de un caballo) brillan al mismo tiempo y lanzan impulsos de 50 billones de vatios hacia el objetivo, dentro del cual hay una lata que alberga hilos metálicos más finos que el cabello humano. Los hilos metálicos, al evaporarse, producirán una temperatura de 3.500 millones de grados centígrados, la más alta jamás creada por el ser humano.

El cuarto vacío, que se encuentra en el centro de la Máquina Z, tiene un diámetro de alrededor de 3,05 metros y una profundidad de 6,1 metros. El cuarto está rodeado por condensadores, ‘baterías gigantes’ que almacenan la electricidad para accionar la máquina. Cuando los hilos metálicos dentro del objetivo se evaporan, los filamentos de tungsteno se ven obligados a marchar rápidamente hacia el interior a una velocidad de 4.828 kilómetros por segundo, liberando así súbitamente una gran cantidad de energía.

La Máquina Z, al liberar electricidad, puede producir corrientes eléctricas entre todos los objetos metálicos del cuarto vacío, de ahí los rayos y chispas. El cuarto que contiene 2 millones de litros de aceite aislante y 2 millones de litros de agua desionizada, deja los 36 cables en estado aislante. Aunque esta máquina es capaz de producir extraordinarios impulsos, el resultado y la energía que consume es poca, pues es sólo suficiente para la iluminación en dos minutos de 100 casas y puede ser suministrada mediante las tomas de corriente murales por las compañías eléctricas locales.

Fuente: Spanish China

Anuncios