Rosslyn sigue aportando más y más misterios a su historia


Las colmenas en el interior de uno de los pináculos

Rosslyn, la tan famosa capilla de Escocia que tan famosa se hizo tras “El Código DaVinci”, no para de ofrecer nuevos misterios que unir a su ya de por si cumplimentada leyenda histórica. Y es que la renovación a la que está siendo sometida el templo, está revelando mucho de sus secretos. Los obreros han descubierto la construcción de más de 600 colmenas para abejas en los pináculos de la cubierta.

Las abejas entraban en las colmenas por un agujero realizado para tal fin, en el centro de una flor, tallada a mano por los albañiles que elaboraron los constructores de la capilla. El descubrimiento fue realizado cuando dos de los pináculos que habían servido de lugar de anidación de muchas aves, fueron desmontados piedra a piedra para su restauración.

Malcom Mitchel de “Page Park Arhitectors” dijo “Había un gran hueco dentro del pináculo, del tamaño de una bombona de gas, y en su interior una gran colmena que evidentemente estaba abandonada.

Las abejas entraban al panal por un agujero en el centro de la flor

“Los maestros albañiles construyeron estas colmenas en los pináculos, bien fuera con supervisión o no. Lo que se encuentra en Rosslyn es siempre extraordinario, hay siempre tantas irregularidades y matices en la obra construida en piedra que es como si lo albañiles estuvieran siempre de broma durante la construcción” dijo Mitchell.

“Las colmenas no fueron diseñadas para obtener miel, sino simplemente para que las abejas tuvieran un lugar para protegerse del mal tiempo. NO parece que haya antecedentes de esto. Cuando uno construye colmenas lo hace para recoger su miel y recolectar, para lo cual ha de tener acceso a ellas, cosa que no sucedía en este caso. Esos pináculos con colmenas estaban allí exclusivamente para las abejas. Es posible que pudieran ser un medio natural para combatir el ataque de insectos a la albañilería de la capilla.

Ahora los apicultores están siendo interrogados para que traten de identificar qué tipo de abejas construyeron sus viviendas en el interior de esos pináculos.

A los dos esqueletos descubiertos en su interior, se suma ahora este nuevo misterio a una capilla que no ha desvelado aun todos sus misterios.

Anuncios