Y van dos… descubren un nuevo lagarto gigante


Imagen del nuevo Varano Antorcha (Photo Credit: Valter Weijola) Pinchar para ver en grande.

Yakarta, 3 may.- Un equipo científico ha descubierto un nuevo lagarto gigante en las islas Molucas, en Indonesia, un “primo” inofensivo del letal dragón de Komodo, de más de un metro de largo, afilado rostro naranja y escamas negras brillantes por el cuerpo. El varano antorcha (Varanus obor), llamado así por los vivos colores de su morro, es de aspecto robusto, pesa unos dos kilos, cuenta con fuertes garras y vive únicamente, que se sepa, en la remota isla de Sanana, con una población de apenas unos pocos miles de ejemplares.

“Los más grandes alcanzan los 1,3 metros y pesan dos kilos. Son de color marrón oscuro o negro, con la cara roja anaranjado y pequeñas manchas blancas en la garganta. Las escamas del cuerpos están extremadamente pulidas y ofrecen un aspecto brillante”, explica a Efe el profesor Samuel Sweet, uno de los descubridores. Pariente del temido dragón de Komodo y de otro lagarto gigante herbívoro identificado recientemente en Filipinas, este animal “observador” y “bastante inteligente” se alimenta tanto de insectos, pequeños reptiles y huevos como de carroña.

“No son venenosos ni agresivos, pero se defenderán si se sienten amenazados. El varano antorcha es tímido y precavido y se esconderá o trepará a un árbol si algo o alguien se aproxima”, añade este docente del departamento de Ecología, Evolución y Biología Marina de la University of California, Santa Barbara (UCSB). Como la mayoría de los lagartos gigantes de áreas tropicales -existen unos 60 géneros clasificados-, estos animales de lengua bífida son unos hábiles cazadores, con “una visión aguda”, un sentido del olfato muy desarrollado y buen oído.

“Corren muy rápido, nadan bien y trepan y cavan con velocidad”, afirma el profesor, quien resalta que es el único lagarto gigante que ha desarrollado una pigmentación roja. A juicio de los expertos, sus grandes dimensiones están ligadas al hecho de vivir en una isla, un fenómeno denominado gigantismo insular, y a la ausencia de grandes mamíferos carnívoros en su hábitat, lo que los sitúa en lo más alto de la cadena alimenticia de ese territorio.

El varano antorcha fue visto por primera vez por el biólogo Valter Weijola en la primavera de 2009 y regresó, junto a Samuel Sweet, a finales de ese año para profundizar en el hallazgo. Los científicos no hicieron público su descubrimiento hasta el último número de la revista especializada “Zootaxa”. “Descubrir un animal tan grande y llamativo el año pasado indica lo poco que sabemos de algunas regiones tropicales”, destaca Sam Sweet.

Para este biólogo la “Wallacea”, una región extremadamente interesante en términos de biodiversidad al este de Indonesia, oculta aún importantes “tesoros” para los investigadores.

“Aún nos queda mucho que aprender sobre éste y otras especies de varanos en las Molucas y Papúa. (Aquí) hay grandes oportunidades para estudiantes y jóvenes científicos indonesios. Merecen que se les anime y se les ayude a documentar su patrimonio nacional”, apunta el profesor de la UCSB. Los varanos son una especie de lagartos de entre 25 centímetros y tres metros de largo que habitan en las regiones tropicales de África, Asia y Oceanía. Descendientes de animales del pleistoceno de hasta siete metros de largo, su mayor representante en la actualidad es el icónico dragón de Komodo, el mayor lagarto del mundo, un varano venenoso de hasta tres metros de largo y unos 70 kilos de peso.

Fuente y Fotos: Terraverde (Photo Credit: Valter Weijola)

Anuncios