Los misteriosos flashes de Júpiter


El pasado 3 de Junio y ante el estupor de los científicos de la Agencia Espacia Europea (ESA) el planeta Júpiter ofreció un desconcertante espectáculo de flashes misteriosos que nadie pudo explicar. Las primeras especulaciones giraron en torno a un nuevo impacto de algún meteorito sobre su superficie, motivo por el cual el día 7 de Junio los telescopios de Estados Unidos y Europa, giraron sus espejos hacia el gigante en busca de alguna mancha oscura característica tras un impacto sobre la superficie del gigante gaseoso. Los resultados fueron negativos

Júpiter es el gigante de nuestro sistema solar

La Agencia en un comunicado aclaro que “esto demuestra que el objeto no atravesó la capa de “nubes” para explotar bajo ellas. De ser así habrían quedado rastros de una nube por la explosión. Nuestra impresión es que el objeto era una gran roca que se dirigió hacia Júpiter pero que se incendió en su atmósfera superior, por encima de sus “nubes”. Por lo tanto, podemos intuir que el objeto no era lo suficientemente grande como para atravesar la atmósfera y se quemó antes de penetrarla.

Hasta el momento dos han sido los eventos producidos y observados de este tipo en Júpiter en los últimos 16 años, el más importante de ellos en 1994 cuando un fragmento del cometa “Shoemaker-Levy” se estrello en el planeta. Este flash de varios segundos de duración, fue observado por el aficionado australiano Anthony Wesley que luego sería confirmado por astrónomos de Filipinas. Además este aficionado especulo tener pruebas de otro impacto registrado en Junio del año pasado.

Los impactos en Júpiter suelen ser relativamente frecuente por su enorme tamaño y su fuerza gravitacional, de hecho una de las teorías del origen de la vida en la Tierra se basa en la actuación de Júpiter como “portero” de en nuestro sistema solar, además de especular que probablemente Júpiter también actúe como escudo para protegernos de agentes externos como meteoritos, cometas y una largo etc.

Anuncios