Exposición “Naturaleza Misteriosa” en Valladolid


Opinión personal: Cuando veo estos titulares no se si alegrarme o molestarme un poquito. La “ciencia” siempre se desliga de teorías misteriosa o enigmáticas, en definitiva del mundo de lo oculto, no reconoce, por ejemplo, a la “criptozoología”, como una disciplina que podría ser considerada como ciencia, pero a la hora de vender un producto es mucho más atractivo utilizar la palabra “misterio” dentro de sus titulares para así atraer al público. O estamos o no estamos, pero utilizar el misterio cuando les apetece y denostarlo cuando les conviene no me parece una postura ni muy ética ni muy coherente. Lo más importante es que se difundan los conocimientos y se conciencie sobre el cuidado de la naturaleza, así que por ese lado con o sin misterio me alegro enormemente por esta iniciativa.

La exposición ‘Naturaleza Misteriosa’ mostrará desde hoy y hasta el 14 de noviembre en el Museo de la Ciencia de Valladolid una “espectacular colección de especies vivas, módulos expositivos y proyecciones” con los que se pretende “acercar al gran público la naturaleza más fascinante y misteriosa del planeta”.

Cartel de la Exposición

La concejal de Comercio, Cultura y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, y la directora del Museo de la Ciencia, Inés Rodríguez Hidalgo, presentaron la muestra y consideraron que es una opción “para que los niños puedan acercarse con sus familias este verano”.

‘Naturaleza misteriosa’ podrá visitarse hasta el 31 de agosto todos los días salvo los lunes, de 11 a 21 horas, mientras que desde el 1 de septiembre hasta la clausura de la muestra cerrará sus puertas los lunes, exceptuando los festivos, y el horario será de 10 a 19 horas. El precio se ha fijado en 3 euros.

Tras la presentación, el comisario de la exposición, Nacho Isern, pasó a mostrar las distintas especies, entre ellas tarántulas, serpientes, ranas, plantas carnívoras y explicó diversos fenómenos de la naturaleza como el albinismo, el mimetismo y el camuflaje, la metamorfosis, el color o el veneno.

Entre las 33 especies distintas que comprenden artrópodos, anfibios, ofidios, saurios y plantas carnívoras, figuran algunas especiales por sus características, como el ajolote, la única especie de anfibio que permanece en estado larvario cuando es adulto, o el insecto hoja, que tiene una capacidad de camuflaje tan desarrollada, que incluso los huevos que pone tienen forma de semilla.

Otras de las especies presentes en la sala L/90º del Museo de la Ciencia son la cucaracha gigante, el camaleón que cambia de color tanto para cazar como por su estado de ánimo, plantas carnívoras con diversos sistemas para capturar a sus presas, desde cerrarse sobre sí mismas, hasta hacer caer a su objetivo por tubos o retenerlas mediante una gota de resina.

La muestra también cuenta con ejemplares de rana cornuda, que tiene la peculiaridad de camuflarse entre las hojas; varios milpiés, los miriápodos “más grandes del mundo”; escarabajos de las flores, “extremadamente competitivos”; tarántulas, que lanzan pelos irritantes; escorpiones, especie que tiene alrededor de 400 millones de años y es resistente a la radiación, o escolopendras, con sus mandíbulas en forma de tenaza con veneno.

La exposición cuenta con 25 terrarios, decorados de forma naturalizada con plantas vivas y substractos propios del entorno de la especie que alberga, 5 acuaterrarios y un terrario con plantas carnívoras, junto a 16 paneles retro-iluminados que explican conceptos relacionados con el mundo animal. ‘Naturaleza Misteriosa’ conmemora de este modo el Año Internacional de la Biodiversidad, y quiere mostrar así la “verdadera biología y ecología’ de los seres vivos, además de “concienciar a la sociedad sobre la necesidad de conservación” de las especies de la muestra.

Fuente: Norte Castilla

Anuncios