A la busqueda de animales creídos extintos


Científicos de Conservación Internacional (CI) y del Grupo Especialista en Anfibios (ASG) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) han organizado una búsqueda por 14 países de anfibios que se creían extinguidos pero de los que hay indicios de que puedan estar resistiendo, como el sapo dorado, el sapillo pintojo de Israel o el sapo escarlata.

Imagen del Sapo Dorado

La Noticia desde la visión Criptozoológica:
Hoy me he sorprendido gratamente con esta noticia, y no sólo porque se inicie un proyecto para la recuperación de especies, sino porque es lo más parecido que he visto hasta ahora a lo que decenas de “criptozoologos” vienen haciendo o solicitando desde hace décadas. ¿Podría ser este el inicio de una nueva disciplina con aspiraciones a ser científica? No creo que en un futuro cercano se pueda decir que sí, pero desde luego es un avance. Si la excusa es buscar especies extintas, pero de las cuales se cree que podrían seguir vivas ya sea por indicios físicos o testimonios, ¿acaso no tienen cabida en el mismo saco y en un futuro no muy lejano el mismo ave Moa, o  quizás Thylacine?. Desde luego la expectativa es interesante y este podría ser el primer paso.

Los expertos explican que el principal problema de los anfibios

Un tercio de ellos están en peligro de extinción– es la pérdida de su hábitat ya que los bosques están despejados y los pantanos secos. No obstante, este estudio se centra en las “muchas especies” que han caído presas de la enfermedad fúngica ‘chytridiomycosis’ que se transmite por el agua.

“Aunque algunas especies son inmunes, el hongo borra a otros de repente. El sapo dorado de Costa Rica fue de la abundancia a la extinción poco más de un año”, señala el científico de CI que lidera la investigación, Robin Moore, al tiempo que afirma que encontrar algún especímen aún vivo sería “un golpe maestro”.

Los investigadores se basan en la aparición de historias sobre personas que han encontrado anfibios que se pensaba que se habían extinguido. “Tengo la esperanza de que haya muchos ahí fuera que pensamos que han desaparecido pero que en realidad siguen vivos”, destaca.

Moore cree que algunos de los cien anfibios que se buscan, surgirán. “Hace un par de años, cuando estaba en Ecuador con un equipo de científicos locales, fuimos en busca de especies que no habían sido vistas en 12 años”, ha indicado. “No teníamos mucha esperanza de encontrarlas, pero después de un día buscando, descubrimos debajo de una roca una de esas pequeñas ranas verdes”, añade.

“Si no sabemos si una especie existe, no podemos protegerla”, señala. “Por lo tanto, es nuestra misión ampliar nuestro conocimiento sobre lo que hay fuera, lo que está aún vivo para poder hacer trabajos de conservación sobre las especies encontradas”.

El equipo empleará entre una semana y dos meses en el campo buscando cada una de las especies objeto del estudio. Los resultados se darán a conocer antes de la reunión de Octubre del Convenio Sobre la Diversidad Biológica (CBD) que se celebrará en Japón, y en la que los gobiernos revisarán las razones del fracaso de su promesa de 2002 de reducir la pérdida de naturaleza.

About these ads