Nuevo culpable para la tragedia del Titanic


La nieta de un alto oficial del Titanic reveló en un nuevo libro lo que califica un secreto familiar de casi un siglo sobre la tragedia marítima más famosa del mundo: que un simple error del timonel provocó el choque del buque contra un iceberg en su viaje inaugural, en el que murieron 1517 personas en 1912.

Louise Patten, escritora y nieta del segundo oficial del Titanic Charles Lightoller, dijo que la verdad sobre lo que pasó hace casi 100 años se ocultó por temor a empañar la reputación de su abuelo, que más tarde se convirtió en un héroe de guerra británico durante la masiva evacuación de tropas francesas y británicas en Dunquerque, a comienzos de la Segunda Guerra Mundial.

“En lugar de dirigir el Titanic de manera segura hacia la izquierda del iceberg, una vez que lo habían visto, el timonel Robert Hitchins entró en pánico y giró en sentido equivocado”, dijo Patten al Daily Telegraph .

“Fácilmente podrían haber evitado el iceberg si no fuera por el error que cometieron”, agregó la escritora, que hizo coincidir sus declaraciones al diario británico con la publicación de su nueva novela Good as gold , en la que intercala su versión de los hechos con partes noveladas.

La autora también infiere que el error del timonel fue causado por una supuesta confusión al recibir la orden de virar, ya que en aquellos años la conversión de los buques de vela a vapor implicó que hubiera dos sistemas de dirección diferentes, es decir, mientras en los barcos de vela para girar a la izquierda el timón debía ir en dirección contraria, en los barcos de vapor la maniobra del comando iba en la misma dirección.

“Una vez cometido el error -agregó Patten- sólo tenían cuatro minutos para cambiar el rumbo, y para el momento en que Murdoch (el primer oficial) vio el error de Hitchins e intentó rectificarlo era demasiado tarde.”
Lightoller no estaba de guardia en el momento de la colisión, pero estuvo presente en la reunión final de los oficiales del barco antes de que el Titanic se hundiera, 2 horas y 40 minutos después.

En esa reunión escuchó no sólo sobre el fatal error sino también que J. Bruce Ismay, presidente de White Star Line, la empresa propietaria del Titanic, convenció al capitán Edward John Smith de seguir navegando, lo que causó que el barco se hundiera más rápido.

“Si el Titanic se hubiera detenido, habría sobrevivido al menos hasta que llegara el barco de rescate y nadie hubiera tenido que morir”, afirmó Patten.
Lightoller, el oficial de mayor rango que sobrevivió al desastre, encubrió el error en dos investigaciones porque estaba convencido de que la verdad llevaría a la quiebra de White Star y dejaría a sus colegas sin trabajo.

El Titanic zarpó de Southampton, Inglaterra, con destino a Nueva York, en su viaje inaugural, el 10 de abril de 1912. Luego de cuatro días de viaje, el barco chocó con un iceberg y se hundió. Sólo sobrevivieron 706 personas.

Fuente: Agencias

Anuncios