Descubren la tumba de un religioso en el entorno de Guiza


El Cairo, 18 oct (EFE).- Un equipo de arqueólogos egipcios ha descubierto la tumba de un sacerdote en el cementerio de las pirámides de Guiza, que representa la primera de un miembro de la clase alta del gobierno del faraón Nefrén. El Ministerio de Cultura egipcio, en un comunicado difundido hoy, anunció que la tumba se localizó al sur del panteón de los trabajadores que participaron en la construcción de las pirámides Keops y Nefrén tras la muerte de los faraones y supervisadas por religiosos y administradores.

Se ha descubierto en el cementerio de las pirámides de Guiza. Foto: EFE/La Razón

El origen de esta nueva tumba, única en su tipo, se remonta a la V dinastía del período antiguo, durante los años 2.513 y 2.374 a.C. Según el comunicado, la tumba perteneció a un religioso conocido como Rudig-ka, que, entre otros cargos, pudo ser un inspector de los sacerdotes encargados de purificar la pirámide del rey Nefrén, que gobernó desde el 2.576 al 2.551 a.C. El diseño arquitectónico de la tumba reúne el estilo y la tradición tanto de las tumbas excavadas como de las alzadas, ya que una parte de ella está dentro de la tierra y la otra en el exterior.

Dentro se encontraron grabados de colores en los muros con imágenes que representan al religioso y su esposa separados por una mesa con ofrendas de toros sacrificados, aves y pan. También se hallaron imágenes de la vida diaria de Rudig-ka en el pastoreo, la pesca, las excursiones en el río Nilo o la danza. Al tiempo, se localizó la imagen única del nacimiento de una becerra.

El Consejo Superior de Antigüedades de Egipto confirmó meses atrás que los trabajadores que participaron en la construcción de las pirámides no eran esclavos, ya que sus tumbas fueron descubiertas cerca del templo del rey. EFE arr/ag/me

Fuente: ABC

Anuncios