Oficial del ejercito chileno presenta un polémico libro sobre el fenómeno ovni


Rancagua, noviembre de 2003. La Unión, octubre de 2000. Arica, octubre 1997 y enero 1963. Santiago, marzo de 1986 y octubre de 1979. Meses y años en los que se han avistado algunos de los fenómenos aéreos no identificados más consistentes en la historia del país.

Recreación de uno de los casos del libro

Rodrigo Bravo, oficial del Ejército y piloto militar, escribió un polémico libro junto al paleontólogo Juan Castillo. “Ufología aeronáutica” escudriña hasta el último detalle once casos reportados en el país con da tos obtenidos del hace no muchos años creado Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos (Cefaa) de la Dirección de Aeronáutica Civil. Incluso trascribe reveladoras grabaciones de conversaciones entre pilotos y torre de control. Información que con este texto de Mago Editores se hace accesible por primera vez al público general: “Ufología aeronáutica” se lanza este jueves 4 en la noche (20 horas) en el marco de la Feria del Libro de Santiago.

Pero, además, el libro no deja títere con cabeza. Junto con proponer un estudio acotado a lo científico y lo aeronáutico de ovnis y “Fa ni” (Fenómenos Aéreos No Identificados), dispara sin bálsamo contra quienes durante décadas han monopolizado el estudio y la difusión de estos temas: los ufólogos.

 

El autor de la publicación

 

Los culpa de asociar “in discriminadamente el fenómeno con la posibilidad de vida extraterrestre” y de “desviar” la atención desde una investigación seria a hipótesis “irrisorias” que permiten “el surgimiento explosivo de nuevas ideologías, movimientos, sectas y otros que sacan aún más de su real contexto el fenómeno aéreo anómalo” por motivaciones de “lucro”.

El propio autor y militar nos respondió fuerte y claro. “La comunidad científica por décadas ha tenido un recelo y evita referirse a este tema, porque los que investigan no necesariamente poseen los conocimientos para poder interpretar la información exis­tente. Los ufólogos son los responsables”, acusa Bravo.

Como contraparte, no le gustó nada a Juan Andrés Salfate, pe rio dista y difusor del tema del fe nó me no ovni en varios espa cios televisivos, el tenor de este libro. “El tema no tiene dueño. Lo peor que puede pasar es que se quede en el ámbito militar y científico. Ellos trabajan como una bóveda y que crean ser los únicos con competencia en el fe nó meno es falso”, nos dice.

Uno de los casos: “Increíble”

El 7 de octubre de 1997, a las 21.05 horas y por casi 9 minutos, el avistamiento de un objeto produce el siguiente diálogo entre el piloto de un avión Casa T-212 y la torre de control del aeropuerto de Chacalluta, en Arica. Transcripción de la grabación, no conocida por el público general.

Torre. Eco Inca -Arica.
Avión. Adelante Arica.
Torre. Desde su posición, hacia el sector del cerro Chuño, El Buitre, ¿observa algún objeto distinto?
Avión. ¿Hacia el sector del Buitre?
Torre. Correcto.
Avión. Desde mi posición no se ve nada extraño o fuera de lo normal… ahora tengo un objeto aproximadamente a las tres de mi posición, estimo una luz que está un poco más arriba de las últimas luces hacia el este de la ciudad.
Torre. Recibido.
Avión. Ahora desapareció, ahora apareció nuevamente.
Torre. Hemos recibido distintos llamados desde la ciudad, informando de un Objeto Volador no Identificado.
Avión. ¡Increíble, ah! Yo no lo había visto, pero realmente cambió de posición velozmente y tuve la oportunidad de verlo.

Fuente: Arturo Figueroa en Publimetro

Anuncios