Documetos desclasificados del FBI revela importante información Ovni


Un documento que data del 4 de abril de 1949, revela cómo policías y oficiales de las fuerzas armadas  fueron testigos de la explosión de un OVNI sobre Utah. El informe estaba clasificado como “secreto máximo” y dice que tres personas (un policía, un guardia de ejército y un patrullero de la autopista) separadas por kilómetros de distancia vieron cómo explotaba el artefacto volador sobre las montañas.

La evidencia fue archivada con el título “discos voladores”. En el documento se detalla que un objeto no identificado de color plateado explotó y añade que varias personas reportaron haber visto fuego en el cielo seguido por una cosa que caía.  A esa información le seguía el relato de personas que informaron al FBI que vieron varios discos voladores que circundaban los cielos a gran velocidad.

Esta información fue publicada en el sitio oficial del FBI donde se subieron miles de documentos, entre los que se revelan datos de una investigación sobre OVNIs y extraterrestres recuperados luego de un accidente en Roswell.

Más Documentos Desclasificados

Un extraño comunicado parece probar que los alienígenas aterrizaron en Nuevo México a finales de los cuarenta, de acuerdo al FBI. En el mensaje, cuyo título es Platillos voladores, el Agente Hotel, revela que un investigador de la Fuerza Aérea había declarado que “tres platillos voladores habían sido recuperados en Nuevo México”.

El agente escribió: “Eran descritos como de forma circular, con centros abombados de 50 pies de diámetro. “Cada uno estaba ocupado por tres cuerpos de forma humana, pero de sólo tres pies de alto”, aseguró.

Los individuos “vestían ropa metálica de una textura muy fina. Cada cuerpo estaba vendado como los pilotos de pruebas”. Dijo que el informante, cuya indentidad fue bo­rrada en el memo, aseguró que los platillos fueron encontrados “gracias a que el Gobierno tenía fuertes radares en el área y se cree que éstos interfieren con el mecanismo de control de las naves”.

Luego, se dice que el agente especial no trató de investigar nada más. El lanzamiento del comunicado secreto parece alimentar más las teorías de la conspiración que denuncian un encubrimiento del Gobierno.

Anuncios