A vueltas con la muerte masiva de animales. Delfines y pelícanos en Perú


Las autoridades peruanas de Salud lanzaron este martes una campaña para evitar que la población se bañe en las playas de Lima hasta conocer el motivo de la muerte de cientos de pelícanos y delfines en la costa. La muerte de unos 4.000 pelícanos en diferentes playas del Perú durante las últimas tres semanas está causada por inanición al escasear la anchoveta, su único alimento en el litoral peruano durante el otoño.

Así concluye el estudio realizado por el biólogo Carlos Bocanegra, de la Universidad Nacional de Trujillo (Perú), quien analizó a 20 ejemplares cuyo sistema digestivo no contenía su alimento habitual y en cambio presentaban un “elevado y preocupante” número de parásitos. Los pelícanos perecieron progresivamente desde el norte de Perú hasta llegar esta semana a Lima, pero es en la región de Trujillo donde se acumulan la mayor parte de ellos.

Según relató Bocanegra, hasta 15 de los 20 pelícanos analizados no contenían alimento en su sistema digestivo y 5 de ellos tenían otro alimento que no es propio de estas aves, lo que “indica que no encontraron la anchoveta, que ha emigrado hacia el sur por un inusual aumento de la temperatura superficial del mar”. Este hallazgo se produce apenas dos semanas después de que en las playas del norte de Perú aparecieran muertos casi 800 delfines sin que la principal causa haya podido definirse todavía, aunque el Gobierno la achaca a un virus y las organizaciones ecologistas a lasexploraciones petrolíferas realizas en esa zona.

Temperatura 8 grados superior a lo normal

Los datos del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) revelan que las aguas del litoral de Trujillo se encuentran hasta ocho grados por encima de lo habitual en esta época, ya que se ha constatado que se encuentra en 22 grados centígrados, cuando lo usual es que se mantengan entre los 14 y 17 grados.

Una vez muertos suponen un riesgo para la salud pública

“Es una anomalía muy fuerte que provoca que la presa emigre al sur y las aves también se muevan con ella, pero ahora los pelícanos no están apostados en zonas de su hábitat natural, como islas y ambientes rocosos, sino en playas arenosas”, añadió. Según el biólogo el fenómeno se puede alargar hasta julio, cuando una vez llegado el invierno la temperatura del agua pueda recuperar sus niveles habituales. Lo que preocupó a Bocanegra fue hallar en el interior de los pelícanos estudiados hasta 120 ejemplares de “Ascaris lumbricoides”, un endoparásito, cuyas hembras arrojan hasta 250.000 huevos que son posteriormente excretados”.

“Esto no fue la causa de la muerte de las aves, pero ayudó a ella porque bajó las defensas del pelícano en su alto número. Una vez muertos suponen un riesgo para la salud pública”, apuntó. Por esta razón la Dirección General de Salud Ambiental lanzó este martes la recomendación derestringir el acceso en algunas de las playas donde aparecen los pelícanos muertos y recomendó a la población abstenerse de aproximarse a estos balnearios con aves muertas.

Mientras tanto el Ministerio de Agricultura, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria, descartó en sus investigaciones que la causa de la muerte sea la gripe aviar.

Fuente: 20minutos

Anuncios