El “zumbido” desconocido de Seattle y el apareamiento de los peces


Es un fenómeno que se ha extendido por diferentes partes del mundo, en algunos lugares se ha intentado dar una explicación al fenómeno con mayor o menor éxito, pero en lugares como Seatlle, después de muchas investigaciones continua siendo un misterio el extraño zumbido que sigue desconcertando sobre todo a los habitantes del condado de Moon Callison quienes no han sido capaces de descifrar el origen del mismo.

Sin embargo los residentes del principal barrio afectado han comenzado a urdir una, en principio, descabellada teoría  el que el sonido sea producto de la llamada de apareamiento de los peces. Hasta el momento los inspectores de medio ambiente han intentado dar con la fuente del sonido sin ningún éxito desde que se reportara pro primera vez en el periódico digital West Seattle el fin de semana previo al día del trabajo en Estados Unidos, que se celebra el primer lunes de Septiembre.

Un profesor de la Universidad de Washington, Joshep Sisneros dice que la llamada de los peces en su momento de apareamiento ha sido reportado por los habitantes de casas flotantes, por lo que las autoridades decidieron realizar mediciones el pasado jueves durante la noche en las inmediaciones del agua, pero no reportaron ningún sonido de los peces, por lo que continua el misterio.

Este fenómeno conocido como “El Zumbido de la Tierra” o más comúnmente como “The Hum”, es un sonido persistente de baja frecuencia que no es siempre escuchado pro todo el mundo por igual. Algunos alegan que es como un zumbido lejano o como un motor diésel a relentí. El más famoso de estos zumbidos se lleva reportando en Bristol desde 1970 aunque el fenómeno como tal no recobró interés en 1990 cuando comenzaron a reportarse los primeros casos en Estados Unidos. Luego el fenómeno se registro en Nuevo México, y desde entonces en decenas de lugares del planeta sin llegar a la conclusión si son producto del mismo fenómeno o diferentes entres si. Lo más recientes nos trasladan a Woodland, Inglaterra en 2011 donde el fenómeno perduro  durante dos meses. Luego Windsor, Essex u Ontario en Canadá entre 2010 y 2011. El pasado abril el gobireno canadiense inicio una investigación del fenómeno con la certeza de que el zumbido procedía de la isla de Zug. Los más recientes son este de Seattle y otro en el Condado de Kerry en Irlanda.

Existen dos casos reconocidos que lograron resolverse. Los dos se produjeron en Kokomo, Indiana donde se descubrió que el origen procedía de unos ventiladores de una gran fundición que emitían una frecuencia a 36Hz, y también un compresor de aire en otra planta industrial que emitía un zumbido a 10Hz.

Con todo, son apenas unos pocos los casos donde se ha podido identificar el origen del zumbido. El resto sigue sin tener una explicación a pesar de las investigaciones realizadas. Las investigaciones se centran ahora en el individuo puesto que se cree que el umbral de la percepción acústica de cada ser humano es diferente y muchos los escuchan y otros no, sin embargo la cosa se complica cuando el zumbido es claramente audible por todos y además es grabado con grabadoras de sonido o en vídeo. En este sentido es interesante reseñar que los investigadores del caso de Taos (Nuevo México), descartaron que el zumbido fuera producido por una dolencia humana conocida como Tinnitus. También es curioso como el “Hum” es escuchado en ocasiones con más fuerza en el interior de las casas que en el exterior, incluso en aquellas viviendas protegidas para ruidos acústicos del exterior, donde parece que es más perceptivo dentro que fuera de la vivienda.

Otras teorías son las emisiones otoacústicas (las producidas por el propio oído) o el chocar de las olas del mar. Sin más explicación el misterio continua.

Como curiosidad mencionar que este fenómeno fue analizado en el programa “Misterios Sin Resolver” y también por el programa “LiveScience” en su Top 10. Incluso la mítica serie “Expediente X” en su capítulo titulado “Drive” aludía a los sonidos de extremada baja frecuencia (ELF) de las ondas de radio para explicar el caso del Zumbido de Taos.

Anuncios