David Attenborough y el Yeti


Desde el siglo XIX, Occidente fantasea con el Yeti, el abominable hombre de las nieves, un simio de enormes proporciones, que campa por los techos del mundo en el Tíbet y el Nepal. Pero el Yeti no aparece, aunque expediciones varias aseguran haber hallado sus huellas. Así que viene siendo una leyenda urbana, grande, peluda y muy anterior al uso de esa expresión. Con todo, cada cierto tiempo, algún científico de apariencia seria se abona a la tesis de que la bestia mitológica anda por ahí. En el 2008, un equipo de exploradores japoneses, capitaneados por el explorador Yoshiteru Takahashi, aseguro haber hallado sus pisadas. Como buenos nipones, tomaron fotos y las distribuyeron: una planta de un pie enorme impresa en el hielo. Ahora es sir David Attenborough, el veterano naturalista de la BBC, de 88 años, el que saca a la palestra al no menos veterano Abominable. Con motivo de la presentación de su nuevos serie documental en UKTV, Sir David ha afirmado que quiere encontrar al Yeti, lo cual tal vez solo sea una manera fácil de hacerse propaganda y atraer al público, porque el mito, con sus fotos borrosas y sus testimonios de testigos nunca muy firmes, todavía vende.

series-extrañosAttenborough, que es el hermano menor del cineasta Richard Attenborough, fallecido el pasado mes, advierte que él no cree necesariamente en el Yeti, pero añade que «hay evidencias que cuesta refutar»: «En los años 20 se encontraron en una farmacia de China unos dientes increíbles, con un asombroso molar, seis veces más grande que los nuestros. Es evidente que son los dientes de un simio gigante».
Sir David añade que el Abominable Hombre de las Nieves «no es la única criatura mítica que me gustaría encontrar». En 60 años recorriendo el planeta, ya hallado algunas especies nunca vistas, y disfruta de la gloria de que lleven su nombre. Pero son un poco más pequeñas que el Yeti: se trata de la araña Prethopalpus attenboroughi y de un fósil de saltamontes que atiende por Materpiscis attenborough. El naturalista, que al parecer se adapta a todas las escalas, comenta además que está «fascinado por la vida de la pulgas».
David Attenborough es casi tan legendario como el Yeti. Es el único inglés que ha sido distinguido con un Bafta, el premio del cine británico, en la era del blanco y negro y en la del color. En 2009 recibió el Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Es defensor de las teorías de Darwin y se declara «agnóstico». Excepto en lo que atañe al Yeti, claro.
Cadenas de televisión, expediciones más o menos científicas y aventureros han buscado al Yeti, sobre todo en la montaña Dhaulagiri. Algunos especulan con que podría ser una población relícticas de Neandertales o un gran simio prehistórico, el Gigantopithecus.

ZOO BLOG - copia

Anuncios