Starmus: Espacial, Universal, Musical


Ayer se clausuró la II edición del festival Internacional Starmus, donde el panorama científico internacional relacionado con la Física, la Astronomía y la Astronáutica mira hacia Canarias. Desde el principio de los tiempos el hombre se ha sentido atraído por la inmensidad del cosmos. Estas inquietudes han dado paso con el tiempo a una de las ramas de la ciencia con mayor proyección a nivel internacional y cuyos descubrimientos trascienden los ámbitos estrictamente científicos generando interés en el mundo entero, la Astrofísica. El Starmus Festival es una cita de referencia para la comunidad científica internacional ya que cuenta con un cartel de ponentes insuperable de la talla de Stephen Hawking, Brian May o Richard Dawkins.
Organizado por el astrofísico de origen armenio Garik Israleian, el año 2011 esta iniciativa que combina ciencia y arte comenzó su andadura bajo el cielo canario con la primera edición del festival. Científicos y aficionados a las estrellas de todo el mundo se reunieron para disfrutar de un evento que contó con la participación de eminencias como los astronautas que pisaron por primera vez la Luna, Neil Amstrong y Buzz Aldrin.

IMG_5121

El cosmonauta ruso Alexei Leonov, primer peatón espacial,  durante la inauguración

El emplazamiento elegido para la celebración de este festival una vez más no es casual. El cielo de Islas Canarias es reconocido a nivel internacional como una de las mejores zonas para el estudio de las estrellas y los cuerpos celestes. Precisamente por la protección contra la contaminación lumínica y ambiental con la que cuentan las islas algunos de los enclaves de observación astronómica más importantes del mundo se encuentran en el Archipiélago, como el Observatorio de El Teide en Tenerife y el Observatorio de Roque de Los Muchachos en La Palma, en el que se encuentra uno de los mayores telescopios del mundo.
Contando como ingredientes principales con un emplazamiento único a nivel mundial y ponentes de la talla de Premios Nobel, cosmonautas y astronautas el resultado no puede ser otro que un evento único a nivel internacional tanto para la comunidad científica como para todos aquellos aficionados a la astronomía que quieran profundizar más en esta apasionante rama científica. En su segunda edición el Starmus Festival girará en torno a “Beginings. The Making Off Modern Cosmos” y además de la Astrofísica contará con la música como otros de sus protagonistas principales. Los asistentes podrán disfrutar, además de las ponencias de carácter científico, del concierto Sonic Universe interpretado por Rick Wakeman y que contará con la colaboración del famoso guitarrista de Queen, Brian May como invitado especial, quien además de ser un músico de fama internacional es también doctor en Astrofísica.
A continuación haremos breves repasos sobre algunas de las ponencias a las que hemos podido asistir, proporcionando algunos datos sobre los conferenciantes, que en este caso han incluido astronautas americanos del programa Apolo, pioneros cosmonautas Rusos, Premios Nobel, investigadores y como no, también músicos.

Robert Wilson (Físico, Premio Nobel)
El comienzo de todos los comienzos
Este premio Nobel centró su disertación sobre la radiación de fondo de microondas (en inglés: cosmic microwave background o CMB) una forma de radiación electromagnética descubierta en 1965 por él y Arno Penzias (laboratorios Bell), y que llena el Universo por completo. También se denomina radiación cósmica de microondas o radiación del fondo cósmico (una especie de calor residual proveniente del génesis cósmico). Se dice que es el eco que proviene del inicio del universo, o sea, el eco que quedó de la gran explosión que dio origen al universo, hace ahora 13.700 millones de años. Muchos cosmólogos consideran esta radiación como la prueba principal del modelo cosmológico del Big Bang del Universo. Además Wilson hizo comentarios sobre las ondas gravitacionales, supuestamente más antiguas que la radiación de fondo, obtenidas este año por un equipo Norteamericano (17 Marzo, astrofísicos del telescopio BICEPS 2, Polo Sur), y que son las responsables de la inflación cósmica: Tras el Big Bang, y en fracciones de segundos, esta “inflación” (teóricamente formulada en 1981 por el físico americano Alan Guth *) habría expandido el universo por un factor de un millón de trillones de trillones, creando el espacio físico (un universo muy grande y uniforme) donde luego surgirían galaxias, estrellas, planetas y más tarde, la vida. No obstante las ondas gravitacionales están en tela de juico ya que todo ese “ruido” captado por BICEP 2 parece ser tan solo “polvo cósmico”, medido de manera certera por el telescopio espacial Planck (en órbita por la Agencia Europea Espacial). Wilson terminó diciendo “no debemos descartar la inflación como modelo teórico, e incluso puede que detrás de todo ese polvo haya una señal genuina. El quid de la cuestión radica en si somos tecnológicamente capaces de captarla”.

* Supuestamente nada existía antes del instante en que nuestro universo era de la dimensión de un punto con densidad infinita, conocida como una singularidad espacio-temporal. En este punto se concentraban toda la materia, la energía, el espacio y el tiempo. Según esta teoría, lo que desencadenó el primer impulso del Big Bang es una “fuerza inflacionaria” ejercida en una cantidad de tiempo prácticamente inapreciable. Se supone que de esta fuerza inflacionaria se dividieron las actuales fuerzas fundamentales. Este impulso, en un tiempo tan inimaginablemente pequeño, fue tan violento que el universo continúa expandiéndose en la actualidad. Hecho que fue corroborado por Edwin Hubble.

IMG_6321 - copia

R. Wilson y G. Sánchez

IMG_5118 - copia

Robert Wilson (izda.) y Arno Penzias

Stephen Hawking (Físico Teórico, autor de “Breve historia del Tiempo”)
El Origen del Universo
El tema de la ponencia del aclamado Hawkins es uno de los más cuestionados de todos, donde términos como Big-Bang * y Teoría Inflacionaria resultan cruciales. La estructura del universo en su primer instante – cuando el propio tiempo estaba todavía surgiendo – puede ser visible en el patrón (posición) de las galaxias actuales. Esa es la última predicción de una teoría que fusiona la mecánica cuántica y la teoría general de la relatividad del conocido Einstein. Para Hawkins el Universo se creó a partir de la nada, pudiendo existir otros paralelos, creándose y desapareciendo de manera continua. Por todo ello, y en boca de Hawkins “Somos el producto de las fluctuaciones cuánticas ** en un muy temprano Universo. La gravedad cuántica predice muchas posibles historias y muchos posibles estados en tiempos más tardíos, es decir en épocas como la actual, lejos en el tiempo de su creación. La mayoría de esos estados serian muy diferentes al universo que observamos y de ninguna manera idónea para la existencia de cualquier forma de vida. Solamente unos muy pocos permitirían la existencia de criaturas como nosotros. Así nuestra presencia selecciona, desde esta amplísima gama, solamente aquellos universos que son compatibles con nuestra existencia. Aunque somos muy débiles y poco significativos a la escala del Cosmos, eso nos hace, en cierto sentido, los señores de la Creación”.
Por otro lado, algunos investigadores como Abhay Ashtekar, Ivan Agullo y William Nelson de la Universidad estatal de Pensilvania, opinan que nuestro universo pudo formarse a partir de un “Big Bounce” (o Gran Rebote) fruto del colapso de un Universo anterior. Esto sugiere que podríamos estar viviendo en el primero de todos los universos, pero es igualmente probable que estemos viviendo en un universo posterior a miles de otros (Cosmología cuántica de bucles).

DSC03345 - copia - copia

Stephen Hawking durante su ponencia en el Starmus

1280px-Evolución_UGGniverso_WMAP

* La teoría del Big Bang consiste en que el universo, que antes era una singularidad infinitamente densa, matemáticamente paradójica, con una temperatura muy elevada, en un momento dado explotó comenzando a expandirse, resultando en una gran cantidad de energía y materia separándolo todo (galaxias etc.), hasta ahora. Uno de los principales problemas de la teoría del Big Bang es que en el momento del Big Bang, hay una singularidad de volumen cero y energía infinita. Esto normalmente se interpreta como el final de la física tal como la conocemos, en este caso, de la teoría de la relatividad general. Por ello, se espera que los efectos cuánticos se vuelvan importantes evitando dicha singularidad.

** Cambio temporal en la cantidad de energía de un punto en el espacio. Las que existieron durante el comienzo de la Inflación fueron amplificadas hacia zonas de alta densidad de materia, dando origen a todas las estructuras cósmicas actuales.

Anuncios