Más libros Criptozoología


Hominología Rusa

Los escritos de Bayanov, Folclore y Realidad

rushom

En 1964 conocí al profesor Boris Porshnev, y tras leer su libro “El estado actual de la cuestión de los homínidos relictos” (416 páginas, sólo 180 copias impresas por la decisión de la Academia Soviética de Ciencias), me convertí en un participante de su investigación, llamada desde 1972, Hominología. Mi primera expedición al Cáucaso, dirigida por Marie-Jeanne Koffmann, fue un gran acontecimiento en mi vida. Entonces me di cuenta de que Porshnev tenía razón al decir que, bajo los nombres mitológicos de demonios, duendes del bosque, domovoys (brownies), etc., ¡existían seres reales! Eso se desprende del hecho de que las etnias locales se refieren a los “hombres salvajes” mediante nombres étnicos específicos, tales como almasty, kaptar, meshi adam, etc., diferenciándolos claramente de otros más cercanos al ámbito de la mitología como demonios, shaitans, goblins del bosque etc.

Yo sabía, como todo el mundo, que en los cuentos de hadas populares los nombres de los animales como los lobos, los zorros etc. tenían criaturas mitológicas imaginarias cuyas contrapartes reales existen en la naturaleza. En un cuento popular ruso, un oso camina sobre una pata de madera, y en otro cuento el zorro astuto está montado en la parte posterior del lobo simplón. Así que los nombres de los seres reales también se utilizan para entidades mitológicas. Para mi gran sorpresa, aprendí que la gente, que vivía en contacto mucho más estrecho con la naturaleza que yo, usaba nombres mitológicos, como duendes del bosque para referirse a los hombres salvajes que consideraban reales. Un hombre local dijo le dijo a la Dra. Koffmann: “Hay cabras salvajes, carneros salvajes, cerdos salvajes. ¿Por qué no habría hombres salvajes? De hecho, ¿por qué no? ¡Ah! simplemente porque los campesinos llaman a esos peludos salvajes por varios nombres… shaitans etc. Para las personas preparadas, especialmente para los hombres de ciencia, esto no es más que mitología. El argumento principal de la oposición académica a Porshnev fue que él tomó los mitos populares, los mitos del duende del bosque en particular, llevándolos hacia un terreno más real. Por cierto, la oposición académica a la realidad de bigfoot / sasquatch en América del Norte está en un callejón sin salida similar, usando los mismos y manidos argumentos contra tales posibles realidades. Esto me llevó a estudiar el folklore, la demonología y la historia de la religión para llenar este vacío “vergonzoso” entre el conocimiento de la gente común y la ignorancia de los eruditos. Pronto postulé que había una realidad para demonios, shaitans y goblins. La obra no podría ser publicada en la Unión Soviética con su ideología restrictiva y dogmática. Fue publicado en 1991, el año de la desintegración de la Unión Soviética. El título del libro cambió, El Duende del bosque como un primate: Un estudio comparativo en demonología. El trabajo se basó en el estudio del folklore étnico y la demonología de muchos pueblos de la antigua Unión Soviética.

5183282

Entre los muchos opositores del profesor Porshnev, el más duro y feroz fue el zoólogo y paleontólogo Profesor Nikolai Vereshchagin (1908-2008), quien llamó a nuestra investigación pseudociencia, y fue más sarcástico y crítico en su artículo, los Dueneds del Bosque del siglo XX. Yo escribí acerca de la batalla librada por Vereshchagin y sus colegas contra Porshnev y la Hominología en el “Bigfoot de América: Realidad, no Ficción” (páginas 100-106). Así que, a modo de chiste, le envié una copia de mi libro de demonología, con la inscripción “Saludos de los duendes del bosque del Siglo XX”, pero nunca esperé una respuesta. Para mi sorpresa llegó, con las primeras palabras, “estimado Dmitri Yurievich [mi nombre patronímico], recibí su excelente libro sobre demonios el otro día, y lo he terminado, gracias por el ejemplar. Le deseo éxito”. Pero en medio del mensaje volvió a hablar sobre Porshnev, calificándolo de paranoico. Como resultado, me tomó un tiempo explicar al profesor que sin Porshnev mi excelente libro no podía haber aparecido, deseando que el mundo de la ciencia tuviera tantos paranoicos igual que Porshnev como sea posible. Para hacer una larga historia corta, nos hicimos amigos y dejó de negar la realidad de los duendes forestales, pero no se convirtió en nuestro aliado en la práctica debido a su edad. Murió en 2008, un mes antes de cumplir los 100 años. Tomo esta conversión del peor crítico en un amigo y partidario, después de leer mi libro, como mi mayor logro en el campo de la Hominología. Esto demuestra que podríamos conectar con muchos científicos, que son críticos o no se preocupan por nuestra investigación… si solo pudiéramos trasmitirles los datos que tenemos en lugar de la desinformación que obtienen de tabloides y el resto de medios de comunicación de masas. En 2009, la antropóloga estadounidense Kathy Moskowitz Strain me regaló amablemente su gran libro Giants, Cannibals & Monsters: Bigfoot in Native Culture (Gigantes, caníbales y Monstruos: El Bigfoot en la Cultura nativa), que es un tesoro del folklore nativo norteamericano sobre estos primates misteriosos. Naturalmente, lo examiné en detalle vislumbrando la forma en que yo había analizado y adquirido conocimiento, de manera muy similar, sobre asuntos folclóricos y etnográficos en Europa y Asia. Esto último se presenta de manera clara en el Capítulo 1 Evidencia Histórica de la Existencia de Homínidos Relicticos (un documento escrito para el sitio de Internet de Investigación Hominoide Relict). En el Capítulo 2 Aprendiendo del Folklore, un artículo que junto con otros dos (Capítulos 3 y 7) no entraron en mi libro “Bigfoot Research: The Russian Vision” (Investigaciones sobre el Bigfoot, la visión rusa). La última parte está dedicada al material de Marie-Jeanne Koffmann, cuyos intercambios con el profesor Valeri Avdeyev en la prensa de los años sesenta son muy actuales. Su trabajo sobre la ecología del Almasty presenta el aspecto estrictamente factual de la Hominología tratado igualmente en este libro. El profesor Porshnev creía que nuestra investigación causaría una revolución en la ciencia. Espero vivir para presenciarlo.

Tapa blanda 204 páginas

Ilustraciones en color y b/n

Editor: Hancock House Publishers Ltd , Canada (Enero 2016)

http://www.hancockhouse.com/products/rushom.htm

 

Anuncios