¿Un astronauta en la catedral de Salamanca?


Y seguimos con curiosidades en fotografías. Navegando por ahí, he encontrado unas peculiares fotografías de la Catedral de Salamanca. Actual sede de la Diócesis de la ciudad, la catedral consta de dos partes una conocida como la Vieja Catedral y la segunda como la Nueva Catedral. La parte más nueva fue construida entre 1513 y 1733, es decir mucho más antigua que un evento histórico que rememora parte de su fachada. Al parecer en uno de las paredes de la catedral que está muy ornamentada y donde aparecen algunos escudos heráldicos, existe un extraño personaje que sin lugar a dudas es un astronauta moderno.

¿Qué hace un personaje semejante en dicha catedral? Pues es un misterio, podríamos especular que algún obrero con ganas de cachondeo coloco ahí esa figura en algún momento de una restauración moderna, o que simplemente se trata una fotografía realizada y posteriormente tratada con algún programa de restauración como el Photoshop.

Si alguien es de Salamanca y puede desmentir o verificar la existencia del astronauta en su fachada, estaríamos más que agradecidos.

**Bueno, algunas fuentes cercanas y bien documentadas me comentan (gracias Juanjo) que estas figuras atemporales fueron añadidas por unos restauradores del edificio en tiempos modernos. Al parecer no son las únicas figuras añadidas al edificio, pero eso ya es harina de otro costal. Con todo, la broma es muy buena, pero no creo que los encargados de la restauración se hayan enterado en su momento de estos añadidos. Podemos decir que estamos hablando de un “huevo de pascua” arquitectónico.

La verdadera Historia del Astronauta:

El artículo 39 de la Ley de Patrimonio Histórico Español 16/85 indica que cualquier obra en un monumento histórico declarado Bien de Interés Cultural (BIC) ha de ser llevada a cabo exclusivamente para “la conservación, consolidación y rehabilitación y evitarán los intentos de reconstrucción, salvo cuando se utilicen partes originales de los mismos y pueda probarse su autenticidad. Si se añadiesen materiales o partes indispensables para su estabilidad o mantenimiento las adiciones deberán ser reconocibles y evitar las confusiones miméticas”. Esto significa que, si se utiliza el mismo material, como fue el caso, se está incurriendo en un delito. ¿Como solucionarlo? Siguiendo el modelo de decoración, se copió la base vegetal de la decoración antigua pero se añadieron figuras modernas para, con ello, diferenciar la parte original de la restaurada. Así que ya ven, no hay misterio, ni historia bonita, ni mentiras.

Fuente: Andrea H. Licenciada en Historia y Salamantina

About these ads