Descubren un niño lobo en Rusia y escapa a las 24 horas. Con fotos.


La policía rusa busca desesperadamente al “muchacho lobo” que ha escapado de la clínica donde está siendo tratado. El joven había sido rescatado hacia solo un día cuando, después de una actitud agresiva hacia los humanos, ha logrado escapar. El joven, al que habían bautizado como Lyokha, había sido encontrado en el interior de la remota selva de Kaluga.

Vivía en compañía de los lobos, los cuales probablemente y aunque parezca increíble lo han cuidado. Ahora la policía lo busca porque evidentemente es un peligro, no solo para si mismo sino para las demás personas.

“El joven tiene los hábitos típicos de un lobo, y no solo los hábitos también el comportamiento. Sus dientes están muy marcados y ya ha intentado morder al personal que lo cuidaba, por lo que si mordiera a alguien podría ser muy peligroso” explicaron las autoridades rusas. Se calcula que el niño debe tener una edad aproximada de 10 años, aunque con el poco tiempo que ha estado vigilado, no es seguro al 100% y podría ser aún mayor.

Los médicos que lo trataron estaban desconcertados, puesto que pese a parecer inteligente el joven no sabía argumentar una sola palabra en ningún idioma, lo que denota que probablemente ha permanecido varios años en estado salvaje.

Al parecer estos casos son más comunes de lo que parece en Rusia, estos niños “Mowgli” han aparecido en diversas ocasiones a lo largo de la historia, puesto que muchos padres los abandonan cuando aun son prácticamente bebes, en el interior de los bosques rusos. Luego con el tiempo, o mueren o son adoptados ,como en esta ocasión, por manadas de lobos consiguiendo sobrevivir de manera milagrosa. En este caso en concreto el niño se desplazaba con las piernas dobladas como a cuatro patas “probablemente cazaba y comía lo mismo que los lobos”. Hace solo unos días que el niño fue descubierto por lo aldeanos en una especie de madriguera ocultada con ramas y hojas, estaba desnudo y casi en estado de congelación. Las uñas eran extremadamente largas, sobre todo las de los pies que parecían garras. La identidad del joven es desconocida.

Cuando la policía lo capturo lo vistió y le dio alimentos, los cuales los devoro como si fuera un animal. Estaba hambriento y sucio y no reaccionaba a nada que le dijéramos.

Finalmente tras 24 horas en la clínica en que estaba hospitalizado, el niño escapo a la vigilancia de la policía. “No terminaron siquiera de hacerle el chequeo médico. Solo nos dio tiempo a lavarlo, cortarle las uñas y tomarle unas muestras de sangre” expresó uno de los médicos que lo atendió.

“Es probable que sea muy peligroso, que tenga graves trastornos psicológicos y que ataque a la gente si se ve acorralado. Además podría ser portador de peligrosos virus y enfermedades” explico la policía.

Fuente: David Heylen

About these ads