Visión de “Rayos-X”: Podría ser posible.


Materiales como el papel, la pintura o los tejidos biológicos son opacos, porque la luz que pasa a través de ellos se dispersa en formas complejas y aparentemente al azar. Un nuevo experimento realizado por investigadores de la Institución de Educación Superior Física y Química de la ciudad de París (ESPCI) ha demostrado que es posible enfocar la luz a través de materiales opacos y detectar objetos ocultos detrás de ellos, siempre y cuando se sepa lo suficiente sobre el material.

Todo se basa en como la luz traspasa los objetos

El experimento ha sido publicado en el último número de la revista Physical Review Letters. Con el fin de demostrar su enfoque para caracterizar sustancias opacas, los investigadores primero pasaron la luz a través de una capa de óxido de zinc, que es un componente común de las pinturas blancas. Al estudiar la forma en que el rayo de luz cambia al encontrarse con el material, fueron capaces de producir un modelo numérico llamado matriz de transmisión, que incluye más de 65.000 números que describen la manera en que la capa de óxido de zinc afecta a la luz.

Se podría utilizar la matriz para adaptar un haz de luz específicamente para pasar a través de la capa y centrarse en el otro lado. Alternativamente, se podría medir la luz que emerge del material opaco, y el uso de la matriz para montar una imagen de un objeto detrás de él.

En efecto, la experiencia muestra que un material opaco podría servir como un elemento óptico de alta calidad comparable a la de una lente convencional, una vez que se cuente con una matriz de transmisión suficientemente detallada. Además de mirar a través de papel o pintura, y en las células, la técnica abre la posibilidad de que los materiales opacos puede ser buenos elementos ópticos en nano-dispositivos, a niveles donde la construcción de lentes transparentes y otros componentes es especialmente difícil.

Fuente: ABC.es

About these ads